Artículo

El Google Maps de los libros

Hola lector/a

Apuesto a que has tenido en tus manos un libro donde en la primera página te regalan un mapa muy mono sobre el reino que conocerás cuando empieces tu lectura. Te detienes a mirarlo, pensando en qué harán los personajes que aún no conoces cuando recorran todo ese territorio
He leído muchos libros con mapa y siempre he pensado que está bien incluirlos, aunque no los veía imprescindibles. Eso fue hasta que me aventuré a escribir una novela con su mundo diseñado. En mi cabeza estaba la historia y el viaje de los personajes, pero conforme avanzaba en su escritura, me di cuenta de que necesitaba saber dónde estaba cada ciudad, montaña o río, qué había alrededor y cuánta distancia podría haber entre una ubicación y otra. Con mi falta de talento para el dibujo, hice unas zonas horribles en un folio y por ahí pude guiarme un poco. Como te imaginarás, fue insuficiente. Necesitaba ver el mapa, tenerlo ahí como algo real. Así que, decidí darle uso al Photoshop y mirar un tutorial en Youtube sobre cómo crear mapas. Me llevó días hacerlo, pero lo conseguí y a partir de entonces la escritura fluyó mejor, porque iba consultándolo. No creas que soy un bicho raro por esa ocurrencia. Seguro que lo mismo debió de ocurrirle al 99,9% de los escritores que decidieron incluir un mapa en su libro. Otra cosa es que se pusieran también a photoshopear

mapa fantasia
Boceto de mi propia creación. Omito los nombres de los lugares porque aún no está publicado.

MAPA DE UN MUNDO IMAGINARIO

Siempre que pienso en un libro con mapa me acuerdo de «El Señor de los Anillos», uno de los primeros que cayó en mis manos. Tolkien mencionaba cada región desconocida conforme los personajes pasaban por ellas y consultar el mapa o no, en realidad era algo secundario. Sin embargo, los lugares empezaron a ser parte de mí, lo que hacía que echara un vistazo para ver dónde se ubicaban en todo momento. Si te das cuenta, hoy día casi no hay libro que tenga un buen mundo inventado, que no contenga un mapa donde esté plasmado, sobre todo en los de fantasía. Unos de los más bonitos que he visto ha sido el de Ravka, que aparece en la «Trilogía Grisha» y en «Seis de Cuervos», de Leigh Bardugo.

ravka map

 

Normalmente los mapas inventados suelen tener algunas ciudades importantes y las montañas o ríos más relevantes, o incluso zonas, estados o distritos. Todo depende de la época en que esté ambientada la historia. Otros tienen más ciudades que la Guía Repsol. Si has visto los de «Canción de Hielo y Fuego» de George RR Martin, sabes de lo que te hablo. Como eran varios libros y de tamaño considerable, fui directamente a imprimirlos para poder tenerlos siempre al lado mientras leía. ¡Y eran 4 folios! Lo sé, a veces se me va la pinza…

 

MAPA DE LA REALIDAD

No es común que en una novela situada en una ciudad real haya al principio un mapa. Creo que los únicos que he visto son los del «Código Da Vinci» y «Ángeles y Demonios», ambos de Dan Brown. Cuando los leí, yo nunca había estado en Roma, así que ver los lugares que visitaba el protagonista ayudaba a meterte más en la historia. Incluso había un mapa detallado del interior del Vaticano. Visité la ciudad un poco después y me di cuenta de que en mi recorrido turístico acabé encontrando lugares que me sonaban y que no eran muy famosos, solo por haberlos leído en las novelas (fue antes de las películas). Sí, lo reconozco, acabé siendo la típica pesada que va haciéndose fotos y señalando: ¡esto salía en el libro! Y luego me puse a recordar qué hacían los personajes en cada lugar… Se vive un momento mágico, así que te recomiendo ponerlo en práctica si  alguna vez puedes.

dan brown map

Sé que estás pensando: vale, yo me leí «Cazadores de Sombras» de Cassandra Clare y lo que sale de Nueva York no lo he visto en mi vida, pero lo conozco como si fuera mi propia ciudad. Sí, parece que todos sabemos donde está Central Park, porque hemos visto cientos de películas al respecto. En este caso, sería absurdo poner un plano de la ciudad en la primera página de la novela. Igual ocurre con otros lugares conocidos como pueden ser París, Londres, Las Vegas, Los Ángeles… Los has visto en películas, series o en imágenes, sientes que los conoces y son parte de ti, pero reconócelo, jamás has estado allí.

La pega está en que cuando el libro está ubicado en un lugar real, tu mente tiende a asociarlo con un recuerdo y no deja volar la imaginación, como puede ocurrir en fantasía. Algo así me ocurrió cuando leí la trilogía «El fin de los tiempos» de Susan Ee. La autora hablaba con detalle de la zona oeste de Estados Unidos y me resultaba imposible recrearla en mi mente, ya que no la conocía. Creo que es por eso que he oído muchas veces recomendar a los escritores no ubicar las novelas urbanas, para que cada lector imagine que es su propia ciudad o invente una en su mente.

Por otro lado, quiero mencionar las historias que mezclan lugares ficticios y reales. Cuando lees Harry Potter seguro que piensas que darías lo que fuera porque Hogwarts existiera o que al entrar en un bar pudieras acceder al Callejón Diagon. Es tal la forma de mezclar ambos mundos que la línea que los separa es muy sutil. En otras ocasiones, las historias distópicas o futuristas muestran variantes de lo que ya existe. Es el caso de los «Juegos del Hambre» que, aunque se habla de Panem como nueva nación, en realidad es una versión del mapa de Estados Unidos con sus nuevos distritos. Creo que no solemos ver mapas en estos libros en que se mezcla ficción y realidad porque a veces basta con conocer en parte la realidad para imaginar el resto.

 

En definitiva, me gustaría que pensaras en que la mayoría de los mapas son el resultado no solo de un bonito diseño y un gran trabajo por parte de ilustradores, sino también del esfuerzo de sus creadores, que tuvieron que estrujarse la cabeza para que saliera algo coherente que ayudara al lector a comprender mejor la historia y adentrarse en ella. Yo me he vuelto muy fan de ellos, lo reconozco.

¿Y tú, qué opinas al respecto? ¿Prefieres leer sobre ciudades reales o ficticias? ¿Tal vez ambas? Lo que sea que pienses, cuéntamelo en los comentarios.


                                                               Descarga gratis la guía "11 trucos para planificar con éxito tus escritos" + plantillas y además recibe contenido exclusivo solo para suscriptores.      

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on Pinterest

5 thoughts on “El Google Maps de los libros

  1. ¡Hola! Yo hace muuuchos años escribí un libro y dibujé yo misma el mapa. Era una época en la que aún no había todos estos generadores de mapas que hay hoy en día *^* A mí no me importa leer sobre ciudades ficticias, pero me gusta que estén bien representadas, aunque no me pongan ningún mapa. (si me describen cada esquina, pues tampoco). Y las ciudades reales siempre puedes ir a buscarlo en Internet, cosa que también está bien e.e

    ¡besos!

    1. Hola^^ Los mapas ayudan sobre todo con los territorios y a entender las distancias entre ciudades o lugares. Estaría bien ver ese mapa de tu libro jeje. ¿Llegaste a publicarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *