Libertad Delgado es una escritora andaluza muy completa. No solo escribe comedia romántica, sino también fantasía. Publicó su primera novela «La dama y el bandolero» (una sátira romántica erótica) en 2015, bajo el seudónimo de Adelina Rodríguez. En 2017 presentó su primera novela de fantasía: «La visita del Selkie». Además, ha ganado el premio de la I Convocatoria de relatos fantásticos «Sueños Etéreos», organizada por la editorial Khabox, con su relato «Los juegos de Judith». Por si no fuera poco, ha traducido ella misma sus novelas al inglés y está teniendo mucho éxito entre los lectores angloparlantes.

No solo es escritora, sino también ilustradora y su nombre artístico es LiberLibélula. Crea diseños de personajes y portadas increíbles. Tiene la suerte de hacer sus propias portadas. Te confieso que me siento muy afortunada porque hizo el diseño de mi novela «Lumen», que causó furor en internet, y del que estoy enamorada. Podéis ver algunos de sus trabajos aquí y aquí.

Y si todo esto no te parece suficiente, además tiene un canal de Youtube muy divertido, donde hace reseñas muy originales, nos enseña la creación a cámara rápida de sus dibujos y otras tantas cosas que te harán pasar un buen rato. ¡No dejes de pasarte!

Libertad Delgado_opt

 

¿Te apetece conocerla un poco más? Vamos con la tanda de preguntas:

1. ¿Cómo te organizas para crear tu historia? ¿Eres de las que planifica todo antes de ponerse o dejas que la imaginación fluya?

Todo empieza con una idea simple y muy tonta. A veces basta con un personaje, o un lugar. Empiezo a hacerme preguntas sobre ellos: cómo viven, qué les pasa por la cabeza, qué desean o qué temen, y qué se interpone en su camino. Muy a menudo, suelen ser dos personas que vienen de mundos distintos. Las coloco en un microcosmos, como quien suelta a dos mantis en un terrario. A partir de su dinámica, construyo el resto de la historia como una telaraña de secundarios, worldbuilding, antagonistas, etc.

(Nota para los lectores: no soltéis dos mantis en un terrario. SIEMPRE acaban matándose. Soy una alcahueta nefasta en lo que a mantis se refiere)

En cuanto a planificación, al principio me hago una lista de los sucesos de la novela, para saber más o menos el camino a seguir y no acabar con un tocho de 500 páginas que no va a ninguna parte (me he visto en ésas antes). Casi siempre, conforme los personajes se desarrollan, los sucesos cambian y el argumento toma otra dirección (que tampoco se desvía mucho del plan original). Es decir, soy una escritora de mapa, pero el mapa es altamente flexible :D

2. ¿Dónde apuntas las ideas? ¿Sueles cargar con libretas, prefieres las Apps o cualquier papel que tengas a mano?

Soy bastante caótica en cuanto a apuntar las ideas. Tengo unas dos o tres libretas antiguas, de mis tiempos en la escuela, desperdigadas por la casa. De ésas con portadas horrorosas y chillonas de Agatha Ruiz de la Prada, que era el último grito cuando yo tenía unos 10 años. Ahora, eso resulta útil, porque las distingo a kilómetros y no se pierden fácilmente. En ellas apunto los argumentos en letra minúscula.

El problema llega cuando necesito refrescarme la memoria con el argumento, y tengo que buscarlas. Entonces me encuentro con que algunas están obsoletas (la trama ha cambiado desde que apunté en ellas) y otras están desaparecidas en combate. Por suerte, tarde o temprano aparecen en todo su esplendor fosforito.

3. Escribes fantasía y romántica: ¿tienes pensado seguir con ambos géneros o centrarte solo en uno?

No puedo elegir entre ambos, ya que son mis favoritos junto con el terror. Lo he comprobado: escriba lo que escriba, casi siempre se me cuela el romance. He intentado escribir romántica que luego se convirtió en un thriller sobrenatural («La Visita del Selkie»), e incluso en el romance se me cuelan bizarradas paranormales (como la tara gafe de Pepita, o las voces del Dios de los Esteroides que oye Federico en «La Dama y el Bandolero»). Así que no, no podría centrarme en uno solo ni aunque quisiera XD.

la dama y el bandolero_opt

4. ¿Dónde sueles buscar inspiración cuando creas una historia?

¡En todas partes! Nunca desconecto del trabajo, así que la inspiración podría aparecer donde una menos se lo espera. Mis mayores fuentes son las películas, libros, series y música. Incluso el arte y las fotografías que encuentro en internet me son de gran ayuda. A veces me construyo listas de música o carpetitas con arte para mientras escribo.

5. ¿Tienes alguna manía a la hora de ponerte a escribir o alguna especie de ritual? ¿Alguna hora preferida?

No hay horas preferidas ni rituales. Enciendo el ordenador, abro la página en blanco, me sobrevienen los sudores fríos y las náuseas y me digo “Floja petarda, procrastinadora impía, este libro no se va a escribir solo, venga, hazte aunque sea 200 palabras”. Claro, eso suele llevar trampa, porque, para cuando escribo esas 200 palabras, ya he superado la barrera del miedo y puedo seguir escribiendo sin problemas.

Salvo que esté muy inspirada, el día que me pongo a escribir suelo llegar a las 1400 palabras. No es mucho, pero me funciona. Haces eso durante los días suficientes ¡y acabas con un libro en las manos!

6. ¿Cómo se te ocurrió escribir la «¿Visita del Selkie», de dónde surge la idea? ¿Habrá continuación o precuelas? 

El comienzo de «La Visita del Selkie» fue bastante a la ligera. La editorial «Café con Leche» organizó un concurso de novelettes de temática romántica-erótica, y el límite andaba por las 100 páginas. Me dije “Bueh, pos me apunto”. Aparqué la novela que estaba escribiendo entonces (una de sirenas y piratas) y dije “Quiero una chica morena y solitaria, una torre sobre los acantilados junto al mar, y selkies. Será como un cuento antiguo con amor y mucha magia, y lo voy a escribir a toda pastilla”.

Y luego, lo que pasa. Al principio iba que echaba humo, todos los días escribiendo, y entonces sufrí el ataque del “Pos no, maja”, y me di cuenta de que la historia era más complicada, más profunda. Que el terror de Berenice, su soledad y su ira eran demasiado grandes para una simple novelette romántica; que Iszak tenía mucha más historia detrás, al igual que Beatrix, y que el mal no siempre estaba donde una se creía.

Para cuando el concurso de «Café con Leche» acabó, yo ya estaba metida de lleno en un thriller romántico paranormal que acabó teniendo unas 400 páginas.

7. ¿En qué estás trabajando ahora? ¿Se puede contar?

¡Por supuesto! Ahora estoy escribiendo una novela de aventuras y romance (aunque este último va muy lento y sutil). Los protagonistas son un pirata, capitán de su barco, a la búsqueda de un gran tesoro perdido en el mar; y una sirena con una misión muy importante, de la que depende su honor y el bienestar de sus hermanas adoptivas. Hay monstruos, comedia, canciones absurdas, tensión sexual, batallas y chorradas pseudo-freudianas y choque cultural por un tubo. Creo que será una historia bastante entretenida.

8. ¿Usas algún programa de escritura específico o eres del Word de toda la vida?

Yo soy muy básica para estas cosas. Uso el Word y pare usted de contar.

9. Cuéntame una anécdota (divertida, horrible o especial) que te haya pasado relacionada con alguno de tus libros. 

Pues una vez un fan muy fervoroso me tiró sus calzoncillos a la cara mientras me gritaba que quería hacer bebés selkies conmigo… No, es broma, mentira cochina. La verdad es que no he hecho muchas presentaciones hasta la fecha, así que apenas tengo historietas.

Una vez, presentando «La Dama y el Bandolero» en el pueblo, una gata tricolor se coló en el edificio, cruzó el público y se fue derecha a por mí. Se restregó contra mis piernas y me dio un susto, y luego desapareció mientras yo hacía ruiditos estúpidos de gusto, como cada vez que veo un gato. (Esto se puede comprobar en el video de la presentación que hay en mi canal de Youtube, ya al final)

Otra que me hace bastante gracia: una lectora americana de «La Dama y el Bandolero» (The Lady and the Bandit, en inglés) contó en la reseña que su hermana le había prohibido leer el libro delante de ella. ¿La razón? No podía parar de reírse y esto desconcentraba e irritaba tanto a la hermana que acabó por echarla del cuarto.

Una colega mía también comentó que los vecinos se le habían quejado por dar chillidos a las tres de la madrugada. ¿Pesadillas? ¿Maratones sexuales? Para nada: a esas horas se ponía a leer «La Dama y el Bandolero», y le daba tanta risa que no podía aguantarse y acababa chillando. Desde entonces, intenta leerse el libro a otras horas.

Pepita_opt

Pepita de «La dama y el bandolero»

10. ¿Por qué decidiste crear tu canal de Youtube y cómo está siendo tu experiencia?

Mucha gente aconseja que, si eres escritor, tengas un blog o una página donde postees artículos, historias o actualizaciones de forma regular. Los blogs se me hacen fríos, y no sabría de qué hablar. Además, me da pereza leer en el ordenador. Entonces, una prima de mi novio me habló de los booktubers, y se me ocurrió que podía usar mi canal de Youtube para hablar de libros que me gustaban. Eso atraería a gente con afición por la lectura. Si yo les agradaba, entonces quizá también lo hicieran mis libros. Y, si no sentían especial interés por mis novelas, al menos podría recomendarles otros libros más de su agrado. Combinado con mis speedpaints y mis chorradas de humor absurdo, el canal me parecía una vía más cálida y colorida para acercarme a lectores potenciales que el blog. Empecé en Julio de 2017 y aquí sigo, subiendo un vídeo cada semana.

11. Cuéntame un error que cometiste al empezar en esto de la autopublicación y que no repetirías por nada.

¿Un error? La falta de publicidad. El no presentarlo ni llevarlo a librerías. El corte de pensar que vas a molestar. Piénsalo mejor así: para que a la gente le guste tu libro, primero tienen que SABER que existe. Si te has esforzado por hacerlo presentable, legible y entretenido, ¿qué menos que anunciarlo por las redes sociales y en tu círculo cercano? Haz carteles, sorteos, presentaciones en tu pueblo y en la ciudad más próxima. Dile a tu madre que hable de tu libro cuando vaya a la pescadería o a comprar tomates. Tira de conocidos, familia, amigos, blogueros, amistades de internet, cualquiera que desee echarte un cable. 

Si les gusta tu primer libro, volverán a por el siguiente. ¡Pero primero tienen que saber que tienes un primer libro!

12. ¿Qué consejo te habría gustado que te dieran cuando comenzaste a escribir y que ahora le darías a alguien que empieza?

¿Consejo? Hmm. No te desmorones cuando las grandes editoriales pasen de ti. Cuando terminé mi primera novela (una de fantasía, todavía sin publicar), después de cinco años de dolores, trabajo duro y angustia general, la envié a todas las editoriales de fantasía, medianas y grandes, que pude encontrar. Les rellené los dossiers, hice resúmenes, envié decenas de emails; a algunas hasta les envié el tocho impreso por correo, como pedían, con el gasto correspondiente.

Esperaba que, al menos, me respondieran con un NO. Pero es que ni eso te daban (Cosa que, aprendería más tarde, no sucede con las editoriales anglosajonas). Silencio absoluto. Como lanzar un mensaje al vacío del universo. Para un escritor novel, eso es como una patada en el estómago. Te quita las esperanzas, la ilusión. El silencio es lo peor. La otra opción era acudir a editoriales de fama turbia, de las que se pasan los derechos de propiedad intelectual por el forro y encima te hacen pagar un dineral por publicarte. Estaba deprimida, pero no TAN desesperada.

En estos casos, se llega a un punto muerto. No sabes qué hacer a continuación, y te preguntas si no serás un escritor de mierda, o si jamás llegarás a publicar porque no tienes los contactos necesarios.

Bien, pues olvida eso. El problema del escritor novel con un único libro es precisamente ése: que sólo tienes una historia. Es como tu única bala en la recámara. Te obsesionas con ella, es tu best-seller imaginario, lo más grande que harás jamás. Tu bebé. Pues es mentira. Eres escritor y puedes escribir todas las historias que quieras. Además, las siguientes serán todavía mejores, porque las escribirás con la experiencia que adquiriste con las anteriores.

Berenice_opt

Berenice de «La visita del selkie»

Si no te apetece la autopublicación, empieza a escribir otra historia en cuanto te hayas recuperado de la primera. Cuando tengas más libros escritos, verás las cosas desde otra perspectiva. No te obsesionarás tan fácilmente con tus propias creaciones. Relaciónate con otros escritores, sé buena gente, investiga otras alternativas. Te aseguro que, cuando tengas suficientes libros en el mercado (autopublicados o con editoriales indie), la gente empezará a prestarte atención. No es tan rápido como llegar y pegar el braguetazo con una editorial gigante y entrar por la puerta grande, pero así es la vida: algunos tenemos que limpiarnos los mocos, echar pecho p’alante y buscar la puerta de atrás para colarnos con el servicio. El caso es estar dentro, y trabajar duro.

Si trabajas lo bastante duro, desarrollas tolerancia a la frustración y eres lista, acabarás llegando adonde quieres.

13. ¿Tienes algún manual de escritura que sea especial para ti o te haya ayudado mucho?

Tengo varios libros que me ayudaron muchísimo. De hecho, hablo de ellos en mi vídeo “Libros sobre Escritura”. Aquí está la lista:

“El Camino del Artista”, de Julia Cameron.

“Cómo NO escribir una novela”, de Howard Mittelmark y Sandra Newman.

“Escribir ficción”, de la Gotham Writer’s Workshop.

—La colección de “Cómo crear una novela” de Jean Larser. Cubren temas tan variados como estructura, planificación, personajes, promoción, etc.

“Mientras escribo”, de Stephen King.

14. ¿Qué tipo de escenas prefieres escribir? ¿Cuáles se te atragantan?

Las que más me gustan son las románticas, o conversaciones profundas. Ésas me salen solas y creo que son las que mejor se me dan. Por el contrario, todas las que sean de acción, intriga política o, básicamente, “un montón de personas haciendo cada una una cosa distinta en un mismo espacio”, se me atragantan. Me cansa escribirlas. Pero hay que escribirlas igualmente.

15. ¿Cómo revisas tu novela? ¿Haces una cantidad de lecturas, la corriges muchas veces?

La reviso bastante. Suelo repasarla en el ordenador, luego la imprimo, la reviso otra vez en papel, corrijo los errores en el archivo Word, la vuelvo a imprimir, la repaso de nuevo; le cojo asco, me mareo, ya no distingo ni lo que estoy leyendo; se la envío a mis amigos y lectores cero para que, por piedad, me ayuden. Luego me la devuelven señalando errores, yo me doy de coscorrones por no haber reparado en ellos, vuelvo a corregir el Word, reviso excesos de gerundios y palabros raros; y, finalmente, me arrastro, agotada, hacia mi novio y le digo “Manu, ¿publicamos la cosa ésta ya?” y él dice: “Pues venga”.

16. Una vez que has terminado tu manuscrito, ¿qué haces con él? 

Ahora cuento con más lectores cero que las últimas veces, así que sí, les envío mi manuscrito a esas bellísimas personas que me soportan. Y luego, tras sus correcciones y consejos, entre mi novio y yo lo pulimos.

Entonces lo envío a editoriales, me pongo a traducirlo al inglés mientras espero y, cuando las editoriales pasan de mí cual mojón en la acera, nos preparamos para la autopublicación en Amazon.

No sé qué haré con mi siguiente novela. Tal vez lo intente con alguna editorial indie; por fin he encontrado un par que me causan buena impresión. ¡Quién sabe!

RESPUESTA FUGAZ:

Libro favorito: «El cuento número trece», de Diane Setterfield.

Color preferido: Morado y naranja.

Un número: 5

Una serie: Penny Dreadful (a pesar de su horrible, horrrrrrible final)

Una película: Crimson Peak.

Una comida preferida: Costillas de cerdo a la brasa.

Un personaje inolvidable: Kylo Ren. Es como una canción de Linkin Park con patas.

¿Eres de héroe o de villano?: Soy de héroes. Pero también tengo debilidad por los villanos redimidos.

 

Muchas gracias por querer pasar este rato con nosotros, Libertad. Nos alegra que nos hayas hecho un hueco para contarnos más sobre ti y así poder conocerte mejor. Te deseamos mucho éxito en la escritura y en el diseño.

¡Un besazo enorme!

 

¿Dónde puedes encontrar o seguir a Libertad?

Twitter: LiberLibelula

Facebook: LiberLibelula

Instagram: liberlibelula

Email: contact@liberlibelula.com

 

Espero que te haya gustado la entrevista. Puedes dejarle a Libertad cualquier pregunta o impresión en los comentarios y ella te responderá encantada. 

 


 

 

The following two tabs change content below.
Correctora, lectora profesional, filóloga y escritora de fantasía juvenil. Ayudo a escritores tanto de ficción como de no ficción a mejorar y pulir sus textos, y a dejarlos listos para publicar. Les enseño cómo revisar sus libros y todos los secretos de la autopublicación.

Latest posts by Celia Arias (see all)