El bullet journal es una herramienta que llevo más de tres años usando y que me resulta imprescindible para estar organizada. Si además de escribir, tienes tareas diarias, llevas para adelante un blog o las redes sociales, te viene genial para tenerlo todo ordenado y que tu mente no sea un caos de asuntos pendientes. En este artículo voy a contarte cómo sacarle el máximo partido, sobre todo enfocado a la escritura.

Lo realizo en colaboración con la página Material Escolar que ha tenido la amabilidad de cederme el material que aparece en las fotos. Además, por ser lector del blog, quiere obsequiarte con un descuento del 5% en su página. Para ello, aplica el cupón CELIARIAS-5 cuando vayas a realizar la compra. Échale un vistazo:

1. PRIMEROS PASOS. EL MATERIAL

Un bullet journal no tiene nada que ver con las típicas agendas anuales, donde ya vienen los días y espacios establecidos, sino que es una libreta en blanco que podrás diseñar y organizar según tus necesidades. Lo principal es conseguir una a tu gusto. Puede ser un simple cuaderno o un diseño más específico. Eso sí, elige uno que tenga bastantes páginas para que te dé el año completo.

El material escolar es el más barato y el que mejor resultado da, también en cuanto a bolígrafos, rotuladores o marcadores. Es tu bullet y tienes que sentirte a gusto con él, porque vas a trabajar todo un año en su compañía.

Rotuladores Edding

2. PLANTEAMIENTO PREVIO

Antes de lanzarte a decorarlo y rellenarlo, debes escribir en un folio aparte la organización que quieres que tenga y la que te viene mejor según tus circunstancias. No será igual el bullet journal de un escritor que no tiene blog al de uno que sí lo tiene, por ejemplo.

Los elementos que debe tener todo bullet al inicio y que te recomiendo son:

  • Índice: un par de páginas al principio del todo donde lleves un recuento. No te olvides de numerar las páginas de tu libreta, si no vienen numeradas. No hace falta que lo hagas en toda desde el principio. Podrás ir rellenando poco a poco.
  • Planificador anual: son cuatro páginas y cada una se divide en tres partes. Cada parte estará destinada a un mes. Aquí es donde puedes añadir citas que tengas dentro de meses, eventos importantes, etc.
  • Calendario editorial: si tienes un blog o canal, te resultará de mucha utilidad llevar organizado lo que publicarás cada mes, los vídeos, las colaboraciones, etc.
  • Calendario de escritor: si tienes previstas fechas concretas para realizar diferentes actividades con tu novela, desde planificarla hasta publicarla, puede ser una buena manera de organizarte viéndolo todo en el mismo sitio por fechas y los logros de todo un año.
  • Otros elementos que puedes incluir son: objetivos anuales, contraseñas, recuento de seguidores en redes sociales, libros, horario, calendario de publicaciones en redes sociales, diferentes listas, etc. Pero algunos de estos apartados los veremos más adelante con detalle.

El bullet journal es como todo. Tendrás que ir probando hasta ver qué es lo que te funciona a ti. Intenta ser realista y no ponerte muchas tareas diarias que luego no vas a cumplir. También puedes dividirlas por orden de importancia o marcar una hora concreta del día en que quieres realizarlas. Como ves, se adapta a ti y a tus necesidades, así que tú pones las reglas.

3. OBJETIVOS

Es importante establecerse objetivos, sobre todo al comienzo del año, pero si aparecen reflejados en un lugar y no en tu cabeza, con sus fechas incluidas, todo se hará más real y tendrás que ser consecuente con lo que te prometes. No es lo mismo pensar que un día de estos te apuntarás al gimnasio que anotar que el mes de enero vas a ir a preguntar precios y horarios, incluso ir más allá y poner un día concreto en que te tomarás la molestia de acercarte. Si logras objetivos, puedes darte un capricho puntual como comprarte esas pegatinas que tanto te gustaron o un bolígrafo dorado. Así te motivarás más.

Puedes dividir los objetivos en largo o corto plazo. Los objetivos anuales pueden aparecer en las páginas del principio mientras que los mensuales acompañan al mes que toca. No te pongas demasiados objetivos en un mes. Así evitarás frustraciones.

4. PLANIFICADORES

Además del planificador anual, donde anotes citas importantes, puedes llevar un recuento mensual. Al principio de cada mes, realizo una lista con los días que tiene el mes y a su lado anoto los hechos más relevantes de cada día concreto. Si no quiero que se me pasen fechas importantes, es una buena manera de tenerlo todo organizado de un simple vistazo.

Este tipo de planificadores viene bien también para tener organizada tu novela y establecerte tiempos concretos. Es mejor que sobre el tiempo, que ir ahogado. Por ejemplo, si has decidido que para el día 31 de enero tienes que tener toda la planificación de tu novela hecha y estás a mediados de mes, seguramente no llegues y te agobies. Ahora bien, si decides que para el 31 vas a tener planteada la idea general y los rasgos principales de los protagonistas, es algo más factible, ¿verdad?

5. IDEAS

Puedes tener un apartado sobre ideas relacionadas o bien con artículos que vas a escribir en tu blog o publicaciones en las redes sociales, así como todo lo referente a cualquier escrito en el que estés trabajando: títulos, novelas, escenas, tramas, lluvia de ideas, etc.

Es importante tener recogidas todas las ideas que surjan, pero creo que este aspecto tiene pros y contras en el bullet. Piensa que estás ante una libreta que vas a usar durante un año y que luego tal vez la tires a la basura.

En este caso, creo que la mejor opción es tener otro cuaderno para estos temas o bien usar una App como Evernote. Yo tengo una libreta física solo con ideas de artículos del blog, por ejemplo, porque algunos no los llego a publicar en un año y me sirven para el siguiente. Así nunca los pierdo y los tengo todos recogidos en un mismo lugar.

6. LISTAS

En tu bullet journal puedes crear listas sobre cualquier tema, según tus intereses. Aquí te dejo algunas ideas relacionadas con la escritura:

  • Sobre tu manuscrito: posibles títulos de una novela, nombres de personajes, ciudades donde ubicarla, caracteres de personajes, aspectos físicos, tipos de armas, etc.
  • Cuando tengas el libro publicado: recuento de colaboraciones, de envíos de la novela en papel o en ebook, posibles reseñas, reseñas realizadas, ventas por mes, etc.
  • Para tu formación como escritor: manuales de escritura, cursos, páginas, canales o blogs, etc.
  • Lecturas: lecturas futuras, libros leídos y su puntuación, frases chulas de libros, etc.

7. RECUENTO DE ESCRITURA

En tu bullet también puedes crear una sección, que te recomiendo que sea mensual, donde llevarás un recuento de la escritura que realizas. Si escribes cada día, puedes tener una especie de checklist donde marques si has realizado o no la tarea. Si quieres, anota al lado el número de palabras, aunque te recomiendo que no te pongas como objetivo llegar a un número concreto de palabras (a no ser que estés participando en el Nanowrimo, por ejemplo).

¿Por qué? Pues porque te puedes agobiar y perder la creatividad, así de sencillo. Hay días en que estamos más productivos que otros. Por eso es mejor que anotes tu cita diaria con la escritura y marques solo si la has realizado o no, sin importar cuánto hayas escrito. Igual si estás en fase de revisión o de planificación. Si ves que un mes es más flojo, no te frustres. Todos tenemos rachas.

8. HORARIO

Puedes destinar un apartado a un horario, sobre todo si tienes unas horas determinadas de trabajo o estudios u otras obligaciones que necesitas atender sí o sí. El horario te ayudará a destinar un momento establecido para la escritura. Organízate desde ya según tus circunstancias y controla el tiempo en pomodoros para ser consecuente con el horario. Por experiencia, es lo que mejor funciona.

En este horario también puedes plantearte cómo variar las actividades según el día y tenerlo todo registrado para no perderte. Por ejemplo, destinar los viernes a planificar las publicaciones de redes sociales, los jueves a escribir el artículo del blog y los martes asistir a yoga.

9. PLAN DE MARKETING

Si estás en la fase en que tu novela pronto verá la luz, es buena idea que te hagas un plan de marketing. Puedes organizarlo según actividades que tienes pensado llevar a cabo, a modo de lista, o bien como una planificación con fechas concretas. Dependerá de tus necesidades y de las ideas que tengas. Te aconsejo que antes anotes todas las posibilidades, en plan lluvia de ideas, y luego las vayas repartiendo en los lugares correspondientes.

Por ejemplo, si te propones todos los miércoles publicar una foto en Instagram relacionada con tu próxima novela o si tienes previsto presentar la portada en una fecha concreta, deberás anotarlo en el lugar correspondiente a horario o planificación. Luego solo tienes que revisarlo y publicar cuando toque.

10. DECORACIÓN

Seguro que si escribes la palabra bullet journal en el buscador de Instagram o Pinterest te salen unos diseños espectaculares. En cuanto me di cuenta del enorme tiempo que se perdía decorando así el bullet y que prefería gastar ese tiempo escribiendo o haciendo cualquier otra cosa, comprendí que lo mío era tener uno más sencillo.

Eso sí, básico, básico, tampoco es. Me gustan las cosas bonitas, como a todo el mundo. Además, decorarlo un poco te puede venir bien para desconectar. Reconozco que me encanta la caligrafía y el lettering, es algo que me he propuesto aprender. Sé que hay diferentes formas de realizarlos, métodos y utensilios, pero creo que puedes empezar con un libro como el de la foto de más abajo (que también puedes encontrar en la página de Material Escolar) Te ayudará a guiarte con sus consejos. Y los rotuladores con pincel de Lyra están genial. Es cuestión de practicar y practicar… y practicar más.

Libro: Caligrafía Creativa

También puedes decorarlo con pegatinas, washi tape, sellos de silicona, recortes o lo que te pida la imaginación. El bullet journal está abierto a lo que quieras añadir en él, porque es tuyo y ahí las normas las pones tú. Eso sí, siempre ten en cuenta que te durará lo que tarde en terminar un año, así que no te encariñes mucho con él.

Rotuladores de doble punta Lyra

Hasta aquí el artículo de hoy. Espero que te hayas decidido a probar el bullet journal como sistema de organización en la escritura y tu vida diaria, y que te dé buenos resultados. Recuerda que, si te apetece comprar material de calidad a buen precio, tienes el cupón de descuento de 5% en la página Material Escolar. No te olvides de aplicar el código CELIARIAS-5

¿Ya tienes tu propio bullet journal o todavía no lo has probado? ¿Cómo te organizas con él? ¿Te animas a intentarlo? Cuéntamelo en los comentarios.


The following two tabs change content below.
Correctora, filóloga y escritora de fantasía juvenil. Ayudo a escritores tanto de ficción como de no ficción a mejorar y pulir sus textos, y a dejarlos listos para publicar. Les enseño cómo revisar sus libros y todos los secretos de la autopublicación.