Los escritores, y no todos, saben cómo planificar una novela, pero tampoco es estrictamente necesario. Y por eso hoy te voy a dar unos cuantos tips de cómo organizar una novela sin tener que planificarla al detalle.

Seguro que has oído hablar de los escritores de brújula y de mapa, pero también existe el punto intermedio entre ellos, lo llaman escritor paisajista. Este último no planifica una novela al completo, sino que la organiza lo suficiente como para obtener una visión general de la historia sin llegar a perder la ilusión de crear mientras escribe.

LA IDEA

Lo primero que tienes que tener claro, y es muy importante, es la idea que quieres contar. Hay una pregunta muy famosa que todo escritor debe responder: ¿de qué va tu historia? Si sabes contestar a esta cuestión en una frase o dos, vas por el buen camino.

Por ejemplo, en mi caso, cuando me preguntan de qué va mi historia respondo: mi historia va de una mujer que desaparece sin dejar rastro, pero su hija decide no rendirse y la busca incansablemente, sin imaginar lo que está a punto de descubrir.

Practica la mejor forma de definir esa respuesta y, de paso, dale un toque de intriga ;)

EL PUNTO DE VISTA

Elegir quién cuenta la historia es importante y es algo que debes tener en cuenta. No es lo mismo ver la historia solo desde el punto de vista del protagonista, que escoger un narrador en tercera persona y ver la historia desde el de varios personajes.

LOS PERSONAJES

Los personajes son uno de los elementos básicos que tienes que contemplar como buen escritor paisajista. Para ello va muy bien crear fichas de personajes, limitándote solo a los más importantes:

1. El protagonista

¿Qué clase de novela sería sin un protagonista que llevara las riendas de la historia? Define algunos rasgos de él, sus virtudes y defectos, pero también, y no menos importante, qué objetivo o deseo necesita alcanzar en la historia.

2. La familia

El protagonista debe tener una familia, debe existir una madre y un padre, que son los que engendraron a tu personaje, aunque no aparezcan en la historia.

3. Los amigos

En la mayoría de las historias, por no decir en todas, el protagonista tiene amigos que le ayudan, o lo intentan, en su travesía hacia el éxito. Porque un amigo puede ser un buen aliado, pero también un buen obstáculo, aunque actúe con su mejor intención. Depende de ti darle un rol u otro en la novela.

4. El maestro o guía

Como bien indica su nombre, el maestro puede ser un guía perfecto para enseñar a tu protagonista valores que tu personaje todavía no ha descubierto, como lo es Yoda para Luke Skywalker. Este tipo de personaje no siempre se incluye en las novelas, pero puede ayudar al protagonista. Aunque también suele dejar que el aprendiz cometa errores para que su evolución como personaje sea más íntegra.

5. El antagonista

Por supuesto, el antagonista es el personaje que se opone al protagonista y que suele desear lo mismo que el personaje principal. Es el obstáculo con el que se enfrenta tu personaje, contra el que lucha.

EL CONFLICTO

Para que la historia funcione, tienes que trabajar el conflicto principal que será el motor por el que se deslice tu historia. En mi caso, mi historia se basa principalmente en que la protagonista busca a su madre incansablemente, y es el principal motivo que lleva a la chica a moverse por la novela.

LOS PUNTOS DE GIRO

Toda novela se divide en tres actos: acto I, que ocupa el 25% de la novela, acto II que ocupa el 50%, y el acto III que ocupa el otro 25%. Teniendo esto en cuenta, puedes planificar con antelación varios puntos de giro para cada acto. Pueden ser cuatro o cinco puntos de giro, o los que necesites con tal de sorprender al lector, pero siempre con coherencia y verosimilitud.

EL CLÍMAX

Otro elemento importante que hay que tener en cuenta antes de ponerte a escribir es tener claro cómo va a terminar tu novela. Sabiendo el final, no te costará tanto terminarla, y evitarás la frustración de no saber cómo acaba si lo planificas antes.

LOS ESCENARIOS

Como refuerzo al desarrollo de tu historia te recomiendo que también tengas claros los escenarios por los que se va a mover tu protagonista y lo que va a acontecer en cada uno de esos escenarios. Aunque es algo opcional.

En mi caso, he optado por dibujar recuadros en una libreta, en cada recuadro he anotado el escenario que es, y en base a eso he ido desarrollando qué va a suceder en cada uno de ellos. Pero si tú ves que eso le va a quitar creatividad a tu forma de montar una historia, omite este paso ;)

¿Crees que debería añadir algún elemento más a esta medio-planificación? ¿Cómo lo haces tú? Cuéntamelo en los comentarios.


The following two tabs change content below.

Yolanda Brunés

Recojo retales de la vida y los pego, corto y convino para crear historias de fantasía. Hacer soñar al mundo es mi misión, mi destino. Leer literatura me acerca a las estrellas que quiero alcanzar, me libera, emociona y enseña. Evoluciono con cada situación, el pasado siempre es un maestro y las caídas sirven para alzarme de nuevo.