Estamos rodeados de palabras con tildes dudosas, de esas que, cuando nos ponemos a escribir, no tenemos claro si añadírselas o no. En esta serie de artículos pretendo ayudarte con los casos más complicados, con ejemplos sencillos y situaciones comunes que solemos encontrarnos en nuestros escritos.

Vamos a comparar el uso de ambos «como» en las mismas estructuras o parecidas, y te explicaré cuándo usarlo con o sin tilde.

1 INTERROGATIVO Y EXCLAMATIVO

Cuando encabeza preguntas y exclamaciones directas, es decir, enmarcadas por los signos de interrogación y exclamación, casi siempre se usa con tilde:

¿Cómo te llamas?

¡Cómo te cunde!

¿Cómo?

Aunque el hecho de que forme parte de estas estructuras no quiere decir que siempre lleve la tilde. Algunas veces, empiezan con conjunciones. Se nota por el tono en que se emplea, que parece que tiene menos fuerza.

¡Como si fuera tan fácil!

¡Que aproveche!

Mira este diálogo:

-No ha estudiado para el examen. ¿Cómo crees que le irá?

-¿Como siempre?

En este caso, la última pregunta no lleva tilde porque se formula como una pregunta que no espera respuesta en sí, prácticamente no es una pregunta. Se nota en la forma en que se pronuncian ambas oraciones. Prueba a leerlas en voz alta y verás la diferencia. De hecho, este tipo de respuestas tiene muchos matices y pueden usarse en sentido indiferente, desganado, irónico o hasta petulante.

Exclamaciones irónicas

En este aspecto, también encontramos estructuras irónicas que dicen lo contrario al significado literal de la oración. En estos casos, el «como» no llevaría tilde.

Por supuesto. ¡Como que lo veo todo muy claro! = no lo veo claro

¡Como que me van a dejar ir a la fiesta! No conoces a mis padres = no me van a dejar ir

Indirectas

Con tilde también se incluye en las interrogativas y exclamativas indirectas, es decir, en las que no llevan los signos, pero tienen el mismo sentido que si lo llevaran:

No sé cómo te llamas = ¿Cómo te llamas?

Me encanta cómo cocinas = ¡Cómo cocinas!

Me gustaría contárselo, pero no sé cómo = ¿Cómo te lo cuento?

2. CON VERBOS DE PERCEPCIÓN

Con este tipo de verbos se utiliza sin tilde y se puede sustituir por «que». Los verbos de percepción son: oír, ver, observar, escuchar, percibir, etc.

Oyó como se abría la puerta = oyó que se abría la puerta

Pero en muchas ocasiones, lo utilizamos con el sentido de «de qué manera» o «de qué modo», es decir, explicamos el modo en que se ejecuta la acción. En ese caso lleva tilde:

Vio cómo abría la puerta = Vio de qué modo abría la puerta

Vio cómo los ladrones entraban en la casa = vio la manera en que los ladrones entraban en la casa (es decir, todo lo que hicieron paso por paso)

Vio como los ladrones entraban en la casa = vio que los ladrones entraban en la casa (solo los vio entrar)

3. CANTIDAD APROXIMADA

A veces, usamos este «como» sin tilde para expresar una cantidad que no sabemos exacta:

Estuve esperando a que me atendieran como una hora

Vive como a veinte kilómetros de aquí

El problema viene cuando usamos esta expresión en otro tipo de situaciones en que no se aporta información necesaria para el contexto. Se consideran incorrectas:

El vestido era como muy anticuado

Me noto como agotada

4. JUNTO A NO

Se puede usar el «como» junto a «no» para realizar una expresión similar a «claro que sí» o «sí, claro». En este caso, llevaría tilde:

Sí, cómo no, toma una galleta

¡Cómo no vas a poder venir!

¡Cómo no!

5. ADVERBIO DE MODO

Podemos usarlo para expresar la manera o forma en que se realiza algo y puede aparecer junto a «así» o «tal». En ese caso, no lleva tilde. Este tipo de oraciones subordinadas se pueden sustituir por un adverbio para reconocerlas con más facilidad:

Podemos pintarlo como a ti te gusta = podemos pintarlo de la forma en que a ti te gusta = podemos pintarlo así

Lo diseñé tal como me dijiste = lo diseñé de la manera que me dijiste = lo diseñé así

6. COMPARATIVAS

Sin tilde se usa en comparativas de igualdad, normalmente junto a «tanto»:

La niña va a ser (tan) alta como su madre

Miente tanto como habla

7. PREPOSICIÓN

Si se utiliza como una preposición con el sentido de «en calidad de» o «en concepto de» no lleva tilde:

Como delegado de los alumnos, te corresponde decir unas palabras


Hay más usos del «como», pero aquí he recopilado los errores más habituales. Para más información sobre estos usos y aclarar dudas, te recomiendo visitar este enlace y este otro de la RAE.

¿Solías hacerte un lío con estas tildes? ¿Cuál te ha parecido más complicada? Cuéntamelo en los comentarios


The following two tabs change content below.
Correctora, lectora profesional, filóloga y escritora de fantasía juvenil. Ayudo a escritores tanto de ficción como de no ficción a mejorar y pulir sus textos, y a dejarlos listos para publicar. Les enseño cómo revisar sus libros y todos los secretos de la autopublicación.

Latest posts by Celia Arias (see all)