Hay días en los que te levantas y tienes la sensación de tener el bloqueo del escritor. Notas como un peso en la cabeza, un malestar que no te deja descansar y cuando te pones a escribir nada te sale bien: no se te ocurre qué escribir en ese capítulo que lleva días esperándote. Escribes forzosamente y lo que lees no te gusta y lo deshechas. Vuelves a probar a reescribir pero el resultado es el mismo. Te levantas de la silla y resoplas sin saber qué hacer, pensando que si no escribes no avanzas y empiezas a dudar de si eres o no un buen escritor y… ¡Uf!

Sé que son momentos muy duros para un escritor y nadie se libra de ellos. Todos tenemos días malos, pero solo tú tienes la fuerza necesaria para detener esta vorágine de colapso mental. Por eso, te traigo diez consejos para librarte de una vez por todas del bloqueo del escritor, porque lo bueno de aprender a desconectar sirve para que las ideas vuelvan a fluir y te sientas con nuevas fuerzas para enfrentar el día a día.

1 PASEA

Olvídate de tus obligaciones y sal a la calle a pasear. Siéntate en un banco bajo la sombra de un árbol o camina por ese bosque que tienes cerca de casa. Respira el aire libre, deja que el viento te acaricie el rostro, disfruta de estar viva sin pensar en nada más.

El paseo puede ayudarte a describir sobre el papel las emociones que has sentido.

2 SIENTE

Ve a la playa, acércate al mar y da un largo paseo por la arena, con los pies descalzos. Deja que el agua salada te refresque y que la sensación te libere del estrés. Disfruta del momento, llena tus pulmones con aire marino y siente que hoy es tu día libre.

Quizá este lugar donde estás ahora sea el próximo escenario para una novela o tal vez surja una idea para una historia ;)

3 LEE

Coge un libro y ponte a leer como no lo has hecho en tu vida. Disfruta de la historia que te cuenta, de sus personajes, de sus vivencias, deja que te envuelva como una flor aterciopelada, estimulando tus sentidos, activando tus emociones.

Aprende de la escritura de otros, nutre tu talento y tu cultura.

4 JUEGA

¿Te gustan los videojuegos? Ponte a jugar a las carreras, a ver si eres capaz de vencer al corredor más rápido del circuito. O quizá prefieras aventurarte en los bosques de Hirule y llevar a Link a rescatar a Zelda. O construir un Sim hecho a tu medida y descubrir el mundo que te ofrece. También puedes irte a cazar Pokemon y entrenarlos para que luchen contra otros pokemon, ¿serás capaz de cazar a un pokemon legendario?

Tienes infinitas posibilidades para que los juegos te hagan ver otra perspectiva de hasta dónde es capaz de llegar la creatividad y aplicarla más tarde a la escritura.

5 RELÁJATE

¿Brilla el sol en tu ciudad? Vete a la piscina, túmbate en una tumbona y deja que el sol te caliente la piel mientras te tomas un refresco bien frío.

Observar tú alrededor, ver cómo se comportan las personas, es un buen ejercicio para la creación de personajes creíbles.

6 MIRA

También puedes mirar la cartelera del cine y salir a ver esa película que tenías pendiente. O puedes sentarte en el sofá y ver películas y series en casa, con un enrome bol de palomitas rebosando hasta arriba.

Ver cine es una buena forma de ayudarte a describir el escenario que se muestra en imágenes y así hacerlo más real en tus novelas.

7 DIVIÉRTETE

Rescata esos juegos de mesa que tienes por casa y reúne a amigos o familia para pasar un buen rato entre risas. O quizá tengas algún puzzle por terminar. Aprovecha para montar esas fichas desordenadas y convertirlas en un hermoso cuadro.

¿Y si esa actividad te aporta nuevas ideas?

8 CREA

Si te gusta pintar al óleo, con acuarelas, témperas o con lápices de colores, saca al artista que llevas dentro y llena de arcoíris este día, déjate llevar por lo que sientes y que la creatividad te pille trabajando.

Familiarizarte con los nombres de los colores te ayuda a definir las descripciones de un amanecer o cualquier otro escenario realista o inventado.

9 INVENTA

¿O prefieres hacer manualidades? Cose, recorta, pega, monta y decora marcos para tu habitación, inventa puntos de libro con telas, haz patrones para ese bolso tejano que querías hacer. ¿Te falta una funda personalizada para proteger el móvil? Ahora es el momento.

¿Y si tu próximo protagonista es un sastre al que le invitan a viajar al futuro para confeccionar un manto real porque los hilos con lo que cose son mágicos? Piensa en las posibilidades.

10 ENFOCA

Sal a la calle y haz fotos de todo tipo y después diviértete viéndolas en el ordenador, quizá alguna te sirva como inspiración para tu novela o como imagen para el próximo artículo de tu blog, o quizá para colgarla en redes sociales.

Descubre lo que una imagen es capaz de inspirarte.

Conclusión: ¿para qué sirve despejarte? Para salir de ese bloqueo mental del escritor que no te deja pensar, para volver a cargar pilas y regresar a la rutina con ánimos renovados.

Hay millones de formas para vencer el bloqueo del escritor, ¿cuál es la tuya? Cuéntamelo en los comentarios.


Créditos de imágenes:
Imagen de cabecera y relájate: Ataner007,en Pixabay
Crea: betinasuarez, en Pixabay
Caminar: blanca_rovira, en Pixabay
Lee: Free-photos,en Pixabay
The following two tabs change content below.

Yolanda Brunés

Recojo retales de la vida y los pego, corto y convino para crear historias de fantasía. Hacer soñar al mundo es mi misión, mi destino. Leer literatura me acerca a las estrellas que quiero alcanzar, me libera, emociona y enseña. Evoluciono con cada situación, el pasado siempre es un maestro y las caídas sirven para alzarme de nuevo.

Latest posts by Yolanda Brunés (see all)