Si llevas varias novelas a tus espaldas es posible que tengas alguna escondida en el cajón. Ha pasado un tiempo y has progresado como escritor, y tal vez piensas que, a pesar de cómo escribías cuando empezaste a crear historias, esa novela merece ser publicada.  Reescribir una novela no es lo mismo que revisarla o corregirla.

Así pues, ¿por dónde vas a empezar a reescribirla? Con el tiempo, has aprendido a planificar y a estructurar una historia, y la planificación es lo que te permitirá mejorar esa novela. Como dice el dicho: querer es poder.

En este artículo te traigo varios pasos sobre cómo reescribir una novela, consejos que te servirán tanto si escribes en papel como en el ordenador. Al final del todo te voy a dejar un descargable con algunas plantillas que te ayudarán en este proceso y una infografía con los pasos resumidos. Espero que te sean de utilidad.

FASE 1: LEE

Imprime la novela en papel y encuadérnala para que te sea más sencillo pasar las páginas. Haz una primera lectura de tu novela para refrescar la memoria. Durante esta lectura verás errores, escenas flojas, personajes poco desarrollados y más, y querrás ponerte a retocar. Pero antes de reescribir, anota todas las ideas que se te pasan por la cabeza, indicando el número de página del capítulo correspondiente para el que se te ha ocurrido esa idea; será una manera de no perder el hilo. También puedes usar post-it de colores o banderitas de esas que se pegan al papel.

post-it_opt

Recomendación: las ideas que anotes escríbelas en una hoja ocupando solo la primera cara, eso te ayudará a que cuando necesites juntar esas ideas al capítulo correspondiente, puedas recortar el papel y graparlo al capítulo.

Si trabajas con el ordenador, abre el documento donde tienes la novela y abre un segundo documento en blanco para tener los dos a la vista. Para ello ve a la pestaña ‘Vista’ y selecciona ‘Ver en paralelo’, de modo que los dos documentos quedarán abiertos y podrás verlos a la vez. Mientras lees, anota las ideas que te vayan viniendo a la cabeza, dejando claro a qué página de la novela pertenecen. Si es una idea que se te ha ocurrido antes de llegar a aquella escena de la que quizá te acuerdas más, anótala igualmente y cambia la letra de color para que sepas que esa es una idea aparte, o ponla entre paréntesis y anota que pertenece a otra escena de la novela.

FASE 2: RELEE

Cuando hayas terminado con la primera lectura vuelve a empezar. Ahora que tienes la novela fresca en la cabeza y sabes los conflictos y personajes que viajan por ella, es hora de resumir cada capítulo en una libreta. Anota el título o número del capítulo para no perderte. En estos capítulos resumidos añade las ideas nuevas que se te han ocurrido para tenerlo todo junto. Aquí es cuando empieza el trabajo duro.

anotar_opt

  • Mientras relees anota los nombres de los personajes, la descripción de su físico, su personalidad y su objetivo en la novela. Eso te servirá para no decir que tu protagonista era rubio cuando era moreno, por ejemplo. Posiblemente te des cuenta de que los personajes no están bien definidos o que son planos, y tienes que tener muy presente que si la personalidad del personaje cambia demasiado, también lo hará la forma en la que se comporta dentro de la historia. Por ejemplo, si dices que José el panadero es amable con su clientela y que gracias a esa amabilidad conoce a una chica especial, pero a la hora de la reescritura le das un carácter más agresivo, quizá ya no tendrá tantos clientes en la panadería y acabará cerrando el local sin posibilidad de conocer a la chica de sus sueños.
  • Anota la descripción de los lugares en los que los personajes se mueven. Esto te servirá para que al cabo de varios capítulos, y si vuelves al mismo escenario, no se te olvide que en ese prado había un roble y luego digas que había un sauce.
  • Anota los conflictos de los personajes, tanto internos como externos, para cerciorarte de que quedan resueltos. Posiblemente verás que algunos no encajan del todo, o encontrarás que la aventura aquella que tuvo tu héroe navegando por el espacio no aporta nada y sobra. Elimina todo lo que no aporte nada a la historia.

Recuerda: la acción de un personaje siempre debe llevar a una reacción, y esa reacción debe servir para avanzar en la novela. Una acción siempre conlleva consecuencias.

  • También es importante tener en cuenta y anotar los dones, poderes u objetos, ya sean mágicos o no, que los personajes tienen o conseguirán durante el desarrollo de la historia, siempre y cuando sean imprescindibles en la novela.
  • Anota en cada escena o capítulo qué punto de vista utilizas, qué personaje cuenta la historia en cada momento, porque después necesitarás cerciorarte de que la información que se da es válida para llegar al final.
  • Cuando termines de leer un capítulo anota las tres preguntas básicas: por qué, cómo o qué, y hacia dónde. ¿Por qué el personaje actúa como lo hace? ¿Cómo o qué consigue con ello? ¿Hacia dónde lo lleva la acción?
  • Si tu novela incluye un mundo inventado, es hora de reforzar los cimientos de ese Worldbuilding. Anota todos los rasgos característicos, sociales y políticos de tus razas o especies. Qué comen, cómo se relacionan, de qué tecnología disponen, ¿existe la realeza?, quién los gobierna, en qué trabajan para sobrevivir, y un largo etc. de preguntas que tendrás que hacerte para trabajar ese mundo. Este artículo de Inteligencia Narrativa puede que te ayude a elaborarlas.

comparar novelas_opt

Trabaja con dos documentos de Word abiertos y resume cada capítulo, anotando el título o número de dicho capítulo en la cabecera de cada página en blanco que empieces. Añade las ideas nuevas, pero cámbiale el color al texto para que sepas que aquello es lo que deberás añadir más adelante. Al final de cada capítulo hazte las tres preguntas esenciales: por qué, cómo o qué, hacia dónde.

FASE 3: CREA FICHAS

Es hora de trabajar más a fondo los personajes. Crea fichas para ellos y decide si todos los personajes que aparecen en tu novela son importantes para que avance la trama o si tienes que eliminar a alguno de ellos porque no aporta nada. Para esto te irá bien ‘tomar un café con…’ un descargable gratuito en este enlace.

Recuerda: si el cambio de carácter de un personaje es muy radical ya no se comportará del mismo modo en la historia y las escenas pueden variar.

FASE 4: REVISA ESCENAS

Es posible que a raíz de esas ideas nuevas que se te han ocurrido mientras leías veas que te sobran escenas o hay escenas más flojas. Es hora de mejorarlas, cambiarlas de lugar o eliminarlas.

FASE 5: ESTRUCTURA LOS CONFLICTOS

Redefine los conflictos, tanto internos como externos, pero sin perder de vista el conflicto principal, que es el que guiará la historia hasta el final.

escribir_opt

FASE 6: ESCRIBE LA NUEVA VERSIÓN

Una vez tengas clara la historia, hayas reforzado los personajes, les hayas dado motivos reales para moverse por la novela y la trama sea coherente, escribe la nueva versión mejorada de la novela y disfruta de nuevo del viaje.

Como extra, te adjunto un descargable con algunas plantillas que he elaborado especialmente para este artículo y así facilitarte el trabajo en la medida de lo posible.

 

Esta es la estructura que utilizo para replantear una historia, y aunque no es la panacea, es posible que te ayude a elaborar tu propio sistema de reescritura. O si ya tienes una sistemática para reescribir quizá puedas enseñarme tú a mí cómo lo haces.

¿Has reescrito alguna vez una novela? Cuéntamelo en los comentarios, estaré encantada de leer las respuestas ;)

clic para ampliar


Créditos de imágenes:
Post-it: mindy94 en Pixabay
Anotar: Pexels en Pixabay
Escribir: terimakasih0 en Pixabay
Comparar: ThoughtCatalog en Pixabay
The following two tabs change content below.

Yolanda Brunés

Recojo retales de la vida y los pego, corto y convino para crear historias de fantasía. Hacer soñar al mundo es mi misión, mi destino. Leer literatura me acerca a las estrellas que quiero alcanzar, me libera, emociona y enseña. Evoluciono con cada situación, el pasado siempre es un maestro y las caídas sirven para alzarme de nuevo.

Latest posts by Yolanda Brunés (see all)