En nuestro idioma, el uso de la tilde es fundamental para entender cómo se pronuncian las palabras, incluso su significado. Hay reglas básicas, que aprendemos desde pequeños, como que las palabras esdrújulas se tildan siempre. En este artículo quiero centrarme en los casos más complejos, los que pueden hacerte dudar y preguntarte: ¿dónde pongo la tilde?

EL WORD NO ES DE FIAR

A ver, es cierto que el Word (o cualquier otro procesador de textos, incluido Scrivener) te va a ayudar todo lo que pueda. Incluye un corrector ortográfico y, cuando escribes palabras sin tilde, te lo suele señalar como erróneo o incluso te lo cambia automáticamente.

El problema viene cuando la palabra que has usado en lugar de la que querías también es correcta. Por ejemplo, yo puedo añadir el verbo «trabajar» en distintas frases:

El chico nuevo trabajo bien
No trabajo en condiciones, si no me tomo un café

En ambos casos, Word no me señala que haya un error, aunque sí que lo hay, ¿verdad? En la primera frase, «trabajo» no es correcta sin tilde, porque no se refiere al presente y a la primera persona del singular, sino a la tercera y en pasado. La frase queda muy rara y no sabes si falta una tilde o una coma, si la ha dicho Tarzán o qué ha pasado.

La tilde se ha esfumado y tú ni te has dado cuenta, porque el Word no te lo ha señalado en rojo. Ay, aquí está el quid de la cuestión. Por eso, hay que hacer una lectura atenta de tu libro y conocer las normas de acentuación. No hay otra.
El nuevo trabajó bien

DETECTAR Y PREVENIR ERRORES

Ya lo he comentado algunas veces en los artículos sobre corrección, que la mejor forma de descubrir los errores es con una lectura lenta o en voz alta, sobre todo cuando ya has terminado tu libro. Como solemos leer parte de la palabra y la mente hace el resto por el contexto, muchos errores se nos pasan. Lee cada palabra al detalle, sin que sea por encima o de pasada.

También hay que tener en cuenta que es importante conocer las reglas de acentuación. Sin una buena base, es imposible que reconozcas un fallo, porque tu mente no lo considerará como tal, aunque habrá lectores que sí se den cuenta.

Puede que pienses que con los procesadores de texto o con un buen corrector que te arregle el manuscrito, ya está todo solucionado. ¿Y qué pasa si tienes que firmar libros? Ahí nadie te va a ayudar. No habrá un corrector susurrándote al oído ni te subrayará en rojo una palabra mal escrita. Imagina que en tu dedicatoria tienes que escribir: «Espero que disfrutéis de mi libro», y te quedas en blanco porque no sabes si la tilde en «disfrutéis» va en la E o en la I. Si la escribes mal tienes un problema; si no la añades, también. Y ahí no hay borrador que valga.

clic para ampliar

PROBLEMAS CON LAS VOCALES

Antes de entrar de lleno en los casos más peliagudos, hay que tener en cuenta que las vocales se dividen en dos categorías: abiertas y cerradas. Las vocales abiertas son A, E, O; las cerradas, I,U. Es importante conocer este dato porque de él dependerá tildar una letra u otra, según el caso en que nos encontremos y cómo se combinen entre sí.

Del mismo modo, hay vocales tónicas o átonas. Las primeras son las que tienen la fuerza, sobre las que recae el acento. No es lo mismo decir «ánimo» que «animo». En el primer caso, la A es tónica y en el segundo es átona.

1. DIPTONGOS

Un diptongo se produce cuando hay dos vocales juntas en una misma sílaba. No tiene por qué llevar siempre tilde, por supuesto.

En los casos en que sí lleve la tilde, esta siempre se coloca según las reglas generales de acentuación (lo que viene en la imagen de más arriba) y la combinación de vocales:

VOCAL ABIERTA + VOCAL CERRADA (o a la inversa): la tilde siempre se escribe sobre la vocal abierta: acción, acuático, después, camináis, etc.

Ejemplo desglosado: después
División silábica: des-pués
Tilde: en la E porque es la vocal abierta tónica y se tilda porque es aguda terminada en n, s o vocal.

VOCAL CERRADA + VOCAL CERRADA: la tilde se coloca sobre la segunda vocal: acuífero, cuídate, veintiún.

Ejemplo desglosado: acuífero
División silábica: a-cuí-fe-ro
Tilde: en la I porque es la segunda vocal cerrada y se tilda porque es esdrújula.

Recuerda que, aunque haya diptongos como los que hemos visto, las palabras monosílabas no se acentúan (con sus excepciones, claro; siempre hay excepciones), ya que las normas ortográficas así lo especifican: pie, dual, veis, fluir, etc.

2. TRIPTONGOS

Un triptongo se forma cuando hay tres vocales juntas que forman parte de la misma sílaba. Igual que en el caso anterior, se rige por las normas de acentuación y las palabras monosílabas no se tildan: fiais, lieis, miau…

Se consideran triptongos las combinaciones:

VOCAL ABIERTA + VOCALES CERRADAS: Si en el triptongo recae la tilde, esta siempre se pondrá sobre la vocal abierta: apreciáis, puntuéis, cambiéis…

Ejemplo desglosado: apreciáis
División silábica: a-pre-ciáis
Tilde: en la A porque es la vocal abierta tónica y se tilda porque es aguda terminada en n, s o vocal.

3. HIATOS

Se produce cuando dos vocales seguidas pertenecen a sílabas distintas, es decir, que entre ellas se produce una especie de corte.

Se consideran hiatos las siguientes combinaciones (con o sin tilde):

VOCAL CERRADA TÓNICA + VOCAL ABIERTA (o a la inversa): la tilde se coloca sobre la vocal cerrada: María, reído, caída, mío, búho, raíz…

Estos casos siempre se acentúan, incluso aunque vayan en contra de las reglas generales de acentuación. Son unos rebeldes.

VOCAL ABIERTA + VOCAL ABIERTA: caer, reactor, roedor…

Estos casos sí se tildan según las reglas generales de acentuación: Jaén, Noé, acordeón, peleó…

Ejemplo desglosado: peleó
División silábica: pe-le-ó
Tilde: en la O porque es la vocal abierta tónica y se tilda porque es aguda terminada en n, s o vocal.

DOS VOCALES IGUALES: dehesa, azahar, cooperar…

Ocurre igual que en el caso anterior. Se tildan según las reglas generales: rehén, chií.

Ejemplo desglosado: rehén
División silábica: re-hén
Tilde: en la segunda E porque es la vocal abierta tónica y se tilda porque es aguda terminada en n, s o vocal.

Como ves, la dificultad de los hiatos radica en tener en cuenta dónde se produce el corte y que en el primer caso, la vocal cerrada es la que lleva la voz cantante. Ten en cuenta que en esos momentos siempre se van a tildar, sin importar si llueve o truena. ¿He dicho ya siempre?

EXTRA: LA H INTERCALADA

Hay casos en que la H aparece por ahí en medio, confundiendo al personal. Igual que al principio de palabra, la H es muda, por lo que su presencia no influye en que haya diptongos o hiatos, incluso que se añada tilde o no.

En estas situaciones, ignórala para tildarla, aunque no te olvides de escribirla, claro.

Diptongos:

Desahucio: de-sahu-cio – AU
Prohibir: prohi-bir – OI

Hiatos:

Prohíbo: pro-hí-bo -OI
Azahar: a-za-har – AA
Tahúr: ta-húr – AU

Si has llegado hasta aquí, te felicito, porque este asunto de las tildes con las combinaciones de vocales es un poco denso. He intentado hacerlo lo más ameno posible. Espero que te haya quedado un poco más claro, si es que tenías dudas. Ya sabes, no puedes fiarte del Word al cien por cien y todo depende de tus conocimientos.

¿Sueles tener dudas sobre dónde poner la tilde ? ¿Se te atragantan estos casos? Cuéntamelo en los comentarios.


Créditos de las imágenes:

Libro antiguo por kellepics en Pixabay

Tablón letras por StarzySpringer en Pixabay

H por Wikipedia

The following two tabs change content below.
Correctora, filóloga y escritora de fantasía juvenil. Ayudo a escritores tanto de ficción como de no ficción a mejorar y pulir sus textos, y a dejarlos listos para publicar. Les enseño cómo revisar sus libros y todos los secretos de la autopublicación.