Elegir nombres de personajes que los definan, les vayan bien o tengan gancho puede ser todo un reto al crear una historia. Seguro que te has encontrado con esa duda más de una vez, o has leído novelas con nombres que te fascinan o no te convencen. Aunque no lo creas, los nombres deben tener una función concreta en la historia.

En este artículo, recopilo algunas ideas que te ayudarán a elegir esos nombres perfectos para tu novela juvenil. Conocerás los errores más habituales y te daré pautas para construir el nombre ideal. Al final, te dejo una lista de generadores de nombres para cuando la inspiración no surge o te apetece valorar otras ideas.

ERRORES HABITUALES

CORTOS O LARGOS

A pesar de tus preferencias personales, antes de elegir un nombre te recomiendo ponerte siempre en la piel de los lectores. Ellos van a acompañar a tu personaje a lo largo de la historia. Seguir a alguien con un nombre complicado o molesto de leer puede ponerse en tu contra.

Por eso, los lectores suelen preferir los nombres cortos a los largos, porque son más fáciles de identificar y de recordar.

Imagina leer una historia donde el personaje principal se llame Shurgolahuz o Duthurgukblorg. Incluso a ti te resultará complicado escribirlo sin errores (a no ser que uses el copia y pega). El lector sentirá menos empatía con este personaje porque a la hora de leerlo lo hará de pasada, sin detenerse en la verdadera pronunciación o el valor que tiene el nombre en sí.

PRONUNCIACIÓN

En ese sentido, también hay que tener en cuenta cómo se pronuncian y se escriben los nombres. El lector tiende a leer tal cual, a no ser que se encuentre con uno muy conocido como los habituales de tu país o extranjeros usuales (Mary, John o similar). Con otro tipo de nombres hay que tener cuidado. Por ejemplo, tal vez recuerdes a Peeta, de los Juegos de Hambre; un nombre del que intuyes la pronunciación, pero que lees tal cual cuando menos te lo esperas.

El problema con esto es que pensar en nombres raros pronunciados de manera rebuscada hace que el lector tenga que hacer un esfuerzo mental, como es el caso de Kvothe, el personaje de Patrick Rothfuss, que según el autor se pronuncia /cuouz/.

Lo mejor para estos casos es leerlos en voz alta y decidir la opción más sencilla. También preguntar a lectores cero y que te digan su opinión al respecto.

SIMILITUD

Intenta que los nombres de personajes importantes no sean parecidos. Por ejemplo, hay dos chicas que tienen cierto protagonismo, y una se llama Laura y la otra Lara.

Cuando leemos mentalmente, nuestro cerebro suele leer solo una parte de la palabra y completa el resto de manera instintiva. Por eso a veces se nos pasan errores cuando toca corregir la historia, sobre todo si leemos rápido. En estos casos, la mente leerá la L y captará que es un personaje antes incluso de leerlo por completo.

Te recomiendo elegir uno bien diferenciado para cada personaje, incluso que los principales ni siquiera empiecen por la misma letra, por eso de la asociación rápida.

SENSACIONES

Los nombres aportan sensaciones nada más leerlos o escucharlos. Solo por el nombre puedes hacerte una idea de cómo es el personaje o puede evocarte algo sobre él. En ese sentido, te conviene elegir un nombre que sea acorde con la personalidad y los rasgos físicos del personaje.

Seguramente, nombres como Rumog, Agash o Ressant te suenan para guerreros o personajes fuertes y valientes. En cambio, nombres como Neva, Dalcar o Eadis aportan cierta dulzura o transmiten cordialidad.

CONSTRUYE TU NOMBRE

DIMINUTIVOS

A veces, nos encontramos nombres de personajes que son muy largos, y optamos por mantenerlos y emplear un diminutivo. Sería lo que ocurriría si elegimos Shurgolahuz como nombre principal. Lo mas seguro es que te decantes por una variante como Shurgo.

Si eliges un diminutivo, te recomiendo mantenerlo durante toda la narración y no solo en los diálogos. Por ejemplo, en la saga de novelas de Cazadores de sombras, la protagonista se llama Clarissa, pero todo el mundo la conoce como Clary. La autora lo mantiene durante toda la historia y hace referencia a su nombre real solo en casos concretos, como cuando se encuentra ante alguien de rango superior o en momentos más solemnes.

APELLIDOS

El uso de apellidos para tus nombres de personajes es opcional. Es algo que depende de cómo esté construida tu historia y el lugar en que se ubique.

Si tus personajes viven en un país concreto, tendrás que regirte por las normas establecidas, como usar un apellido o dos. En cambio, si es un mundo ficticio, podrás inventar también estas reglas.

En cualquier caso, te vendrá bien hacerte algunas preguntas como estas:

  • ¿Hay fórmulas de cortesía referentes al apellido?
  • ¿El apellido es indiferente o aporta valor, distinción?
  • ¿Hace referencia al cargo, trabajo o posición social?
  • ¿Unos a otros se refieren por el nombre, apellido o ambos? ¿En qué situaciones?

Cuando creé el mundo para mi novela Aeteria, decidí que los nombres de personajes tuvieran un solo apellido y que este estuviera relacionado con árboles, plantas, minerales y elementos de la naturaleza en general. Por eso los personajes se apellidan Serbal, Nogal, Rusco, Fresno, etc.

A veces, a algunos personajes, sobre todo cuando tienen ciertos cargos o trabajos, como es el caso de policías, militares o similar, se les conoce solo por el apellido: Montes, Torres, Smith, Jackson, etc.

MOTES O SEUDÓNIMOS

Si a tu personaje lo conocen por un mote es importante que sea uno acorde con su personalidad. Llamar Zorro a alguien que es asustadizo y tímido parece no encajar; aunque sí con alguien espabilado y sagaz.

El uso de los seudónimos es muy usual en pandillas o bandas, aunque también en personajes tipo superhéroes: el Chapas, el Canijo, Batman, Spiderman, etc.

Recuerda que si el mote lleva el artículo incluido, este irá en minúscula y el nombre en mayúscula. Y no se escribe en cursiva. Se usa como un nombre normal.

RASGOS COMUNES

Como rasgo característico de tu novela juvenil, sobre todo si es de fantasía o en una realidad inventada, puedes optar por aportarle un toque distinto, como por ejemplo que todos los nombres o apellidos tengan un rasgo en común. Es el caso de la X que aparece en todos los nombres de la trilogía de Guardianes de la ciudadela, de Laura Gallego.

Eso sí, ten cuidado y no conviertas los nombres en algo difícil de leer. Prueba varias opciones con nombres que conozcas y crea variantes originales. Lo mejor siempre es leerlos en voz alta para ver qué tal suenan.

GENERADORES DE NOMBRES

Aquí te dejo una lista útil de generadores de nombres, sobre todo si vas a usar inventados. Incluso puedes buscarlos por razas, cortos o largos. Hasta te servirán para los nombres de ciudades o mundos.

¿Cómo prefieres los nombres, cortos o largos? ¿Cuál es el nombre más raro que has encontrado en una novela? ¿Cuál es el que más te ha gustado? ¿Y el que menos? Cuéntamelo en los comentarios.


curso corrección
The following two tabs change content below.
Correctora, lectora profesional, filóloga y escritora de fantasía juvenil. Ayudo a escritores tanto de ficción como de no ficción a mejorar y pulir sus textos, y a dejarlos listos para publicar. Les enseño cómo revisar sus libros y todos los secretos de la autopublicación.