Cuando llega el momento de publicar un libro, una de las mayores dudas que se plantea un escritor es si autopublicar o hacerlo con una editorial. Dicen que lo mejor es ser un autor híbrido, aunque esa es otra historia… Lo único que tengo claro es que hay un momento de incertidumbre cuando un autor duda si solo publicar en Amazon o si probar también con otras plataformas.

En este artículo voy a contarte cuales son los pros y los contras de cada elección después de haber hecho la prueba durante algunos meses. Quiero dejarte claro que esta es mi experiencia, que no tiene por qué ser la misma que han tenido otros escritores.

escribir_opt

PRIMEROS PASOS EN LA AUTOPUBLICACIÓN

Empecé en esta aventura mandando mi manuscrito a editoriales (sobre todo de juvenil, que era mi género) y a concursos. Quería probar, tener la experiencia antes de darlo por perdido. Además, pensaba que autopublicar siempre sería la última opción. Por supuesto, era porque no tenía ni la mitad de información que tengo ahora.

Al ver que no recibía respuestas y nada me convencía, decidí intentarlo con Amazon. Una de las dudas iniciales fue si darle exclusividad a la plataforma, con su ya famoso Amazon KDP Select o si publicar también en otras páginas. Decidí quedarme los tres meses que dura la exclusividad, porque tiene muchas ventajas que te explico en este artículo y porque creo que es la mejor opción para empezar.

Si ya eres un escritor emprendedor o pretendes serlo, sabes que las ventas dependen de cómo hagas la publicidad, cómo gestiones las redes sociales o de las colaboraciones con blogs literarios o booktubers, entre otras. Amazon, ni ninguna otra plataforma, va a darle bombo a tu novela. A lo máximo que llegará es a ponerla en los primeros puestos de una categoría para darle algo de visibilidad o a compartir su estreno por twitter, como hace Lektu. El resto depende de ti, de hacer bien las tareas (si no sabes de qué te hablo, más te vale que leas los artículos de Marketing Online para Escritores).

LOS TRES MESES DE KDP SELECT

Durante estos noventa días que dura le exclusividad, sabía que la novela no podía aparecer en otro lado, así que me relajé. Hablé de vez en cuando de ella en las redes (siempre sin abusar ni incordiar al personal y, por supuesto, sin mandar mensajes privados de «lee mi novela, por favorrrrr»), compartí las reseñas, hice un booktrailer, etc. Ya sabes cómo va esto…

Comprobé que en ese tiempo, muchos lectores empezaron a leer mi novela porque estaba en Kindle Unlimited o incluso comentaban por las redes que la tenían en su lista de pendientes. Cada vez hay más suscriptores en esta opción que da Amazon y que, para los grandes lectores tiene muchos beneficios por un módico precio al mes. Además, también los clientes Prime tienen opción de leer tres libros gratis al mes, con lo que las posibilidades de que vean tu novela se amplían.

Todo esto está genial para los lectores, pero te estarás preguntando: ¿en qué me beneficia como autor? Amazon te va a pagar por cada página leída en cualquiera de las dos opciones. No es que sea una gran suma, pero si siempre hay alguien con tu libro, poco a poco irás ganando algo de dinero.

OTRAS PLATAFORMAS

Cuando terminé el periodo de exclusividad, que renové solo una vez, decidí que era el momento de lanzarme a otras plataformas. Tenía mucha ilusión porque pensaba que así tendría más posibilidades. Conocía pocas, pero tenía claro que debía intentarlo y no limitarme a una única opción.

El sistema en los otros lugares que he usado es más o menos el mismo que en Amazon, incluidas las regalías o los impuestos, así como la forma de pago, etc. En ese sentido no había pérdida, la verdad, así que lanzarse era pan comido. O eso creía yo. Te voy a contar cómo fue mi experiencia con cada una de las plataformas que usé, donde analizo lo mejor y lo peor de cada una de ellas.

Quiero dejarte claro que estas son las que yo he usado y que hay más que desconozco. Tampoco he añadido la venta en tu propia página, ya que yo no tengo tienda en la mía.

lektu

1. LEKTU

Empiezo por Lektu porque, de todas las plataformas, fue la que más me gustó. No solo por las opciones de venta tan novedosas que tiene, sino porque me parecía una buena alternativa. Además, el sistema de publicación es sencillo, como te explico en este tutorial detallado y son bastante amables. Existe la opción de vender la novela en diferentes formatos (epub, mobi, PDF), lo que es genial para quien use distintos dispositivos; incluso en papel. La única pega del papel es que tienes que encargarte de todo, no como en Amazon, donde lo imprimen y se lo mandan al comprador.

Cuando empecé, todo fue bien, porque el libro tuvo visibilidad en su página principal durante algunos días y lo anunciaron en Twitter. Tuve algunas ventas, pero luego todo se paró. Fue una lástima, porque esta plataforma me gusta bastante y la uso como lectora también.

Lo mejor: es sencilla de usar y tiene alternativas de venta interesantes (pago social, pago si te gusta, etc.), además de que puedes vender en diferentes formatos.

Lo peor: no es muy conocida todavía

2. GOOGLE PLAY BOOKS

Google Play Books fue mi mayor decepción, pero sobre todo por el resultado final. Me costó mucho poder poner mi novela a la venta. Ni te puedes imaginar la de pasos y requisitos que tiene. Esto no es como Amazon, que puedes subir tu libro (creo que antes sí se podía hacer). No. Necesitas contactos y recomendaciones.

Conseguí el correo del director en España. Después de hablarle de mi libro y de la persona que me había recomendado, aceptó que estuviera en la plataforma. Me mandó un contrato enorme con muchas opciones y tuve que seguir un largo proceso hasta que vi mi novela a la venta. Incluso el propio sitio era lioso y te hacía seguir unos pasos que no veas. No me considero torpe con la tecnología, más bien al contrario, y tuve problemas para ubicarme en su plataforma, al punto de tener que contactar con el soporte (que es bastante amable y explica todo bien, la verdad).

No me sirvió de nada. Mi libro tuvo visitas, pero ni una venta. Tal vez fue cosa de mi novela, claro. No me voy a poner una venda en los ojos y echarle la culpa a otros. Pero después de todo lo que tuve que liar para ver allí mi libro, encontrarme con esto fue un chasco grande. Sobre todo porque me habían dicho que juvenil funcionaba muy bien en ese lugar.

Lo mejor: llega a muchos lectores hispanohablantes que cada vez más usan móvil y tablet para leer
Lo peor: el proceso para publicar y la propia plataforma.

3. SMASHWORDS

Desde que elegí publicar en Smashwords, lo hice medio sin ganas, a pesar de que era consciente de que mi novela estaría en muchas plataformas a la vez. Fue sobre todo porque me daba la sensación de que era más para lectores en inglés. Sí. Está todo en ingles, pero es intuitivo el proceso de subir tu novela, así que no tiene la menor complicación. Además, ellos te asignan un ISBN y no tienes que comprarlo, a pesar de que parece que tiene que ser así.

Lo peor de todo fue conseguir el formato adecuado para publicar. Esto no es como en otros sitios, donde adjuntas un mobi o epub. No. Ellos te dan un Word con miles de instrucciones de su guía de estilo (en inglés) y tú tienes que maquetar la novela siguiendo unos pasos concretos para que esté bien cuadrada. Puedes jugártela con tu propio epub, pero te avisan de que tal vez no se vea bien porque está en beta. ¿Quién es capaz de arriesgarse a que los lectores le tiren al foso de los cocodrilos por una mala maquetación? Yo no, desde luego.

En todo el tiempo en que estuve en esta plataforma, tuve una sola venta. Incluso en unos días en que anuncié que había un descuento del 50% pasó sin pena ni gloria, como una planta rodadora del desierto.

Lo mejor: al estar allí, puedes vender en otros muchos lugares como Apple iBooks, Kobo, etc.
Lo peor: solo está en inglés y es lioso el proceso de creación del ebook

4. CASA DEL LIBRO

Se me ocurrió elegir la opción que ofrece Casa del Libro con su autopublicación Tagus por lo que supone estar en un lugar así, el sueño de todo escritor. Sin embargo, el proceso de encontrar dónde publicar tu libro ya era de por sí complicado, ya que los enlaces no están visibles. Es todo muy caótico. Lo que me enfadó fue que mi novela no aparecía en el buscador, ni siquiera mi nombre como autora, así que la dejé allí como cosa perdida, imaginando que tal vez algún día me sorprendería con una venta (cosa que no ocurrió nunca).

Cuando conseguí encontrar la novela (ni siquiera sé cómo lo hice), la portada no se cargaba de manera correcta y aparecía un cuadrado feo en marrón. Eso sacó lo peor de mí, porque la portada es la mejor manera de que tu libro destaque del resto. ¡Y bien que puse empeño en que así fuera para que me lo echaran por tierra estos de Tagus!

La sensación que tuve fue de que, si no pagaba por sus servicios adicionales, la novela iba a pasar por esa plataforma sin pena ni gloria. No sé si será cierto o no, pero, como ya digo, fue la sensación que me dio. Y no solo yo tuve mala experiencia. En este artículo, Clara Tiscar te cuenta la suya.

Lo mejor: pensar que tu novela está en un lugar tan importante
Lo peor: la dificultad para encontrar la manera de publicar y la sensación de que para ellos lo autopublicado es de segunda comparado con su catálogo

VUELTA A EMPEZAR

A punto de cumplir un año desde que publiqué mi libro y después de haber tenido estas experiencias con las diferentes plataformas durante algunos meses, decidí sacar la novela de todos lados y volver a darle exclusividad a Amazon. Fue lo más sencillo que hice. Puedes estar horas para compartir tu libro, pero sacarlo es tan fácil como hacer un clic de ratón.

Y me alegré de haberlo hecho (tanto como pasar mi novela en papel de Createspace a Amazon KDP). Nada más subirla, empecé a ver que había lecturas de Kindle Unlimited y las ventas seguían siendo como hasta ahora. Y, vamos, no sé qué pensarás tú, pero prefiero ganar lo poco que me da Unlimited a tener mi libro muerto de risa en muchos lugares solo por tener un escaparate. Lo único que lamenté fue irme de Lektu, la verdad. Aunque la tengo en mente para otras opciones, porque quiero seguir dándole una oportunidad.

No creo que todo esto tenga que ver con que las plataformas sean malas (o tal vez en algunos casos sí), sino con que mucha gente es usuaria de Amazon y compra allí sus libros y otros productos. Leer allí es cada vez más sencillo, incluso sin un dispositivo kindle. O tal vez depende de la publicidad o de otros factores como querer darle una oportunidad a lugares distintos. Creo que es todo un misterio…

Claro que, vuelvo a decirte, esta ha sido mi experiencia. Tal vez la tuya sea diferente (y espero que así sea). Yo creo que es una lástima no poder ampliar el abanico de opciones para dar a conocer nuestro trabajo.

¿Has publicado en otras plataformas? ¿Conoces experiencias de otros escritores al respecto? Cuéntamelo en los comentarios


 

 

The following two tabs change content below.
Correctora, filóloga y escritora de fantasía juvenil. Ayudo a escritores tanto de ficción como de no ficción a mejorar y pulir sus textos, y a dejarlos listos para publicar. Les enseño cómo revisar sus libros y todos los secretos de la autopublicación.

Latest posts by Celia Arias (see all)