Escribir una novela es el sueño de muchos. Tal vez sea el tuyo también y por eso estás leyendo este artículo. El problema surge cuando tienes muchas ganas de escribir, incluso empiezas, pero al encontrarte con obstáculos abandonas.

Estos obstáculos pueden ser variados: la página en blanco, no saber cómo seguir la novela, el síndrome del impostor, que el libro sea interminable, compararse con otros autores, falta de confianza, tener muchos personajes y subtramas, etc.

Leer este artículo te ayudará a evitar tirar la toalla y conseguir tu sueño de escribir. También puede ser un apoyo para organizar el NaNoWrimo, si es que tienes intención de participar.

1 LA IDEA Y EL GÉNERO

Seguro que tu historia ha nacido de una idea. Pero antes de lanzarte a escribir, piensa bien qué tipo de historia quieres contar, qué quieres transmitir o enseñar, cuál es el objetivo al escribir tu novela.

También elige el género con el que más te identificas, lo que te motiva de verdad. Conocer el género o tipo de historia es fundamental. Muchos autores ni siquiera saben de qué género es su novela y es un error que se paga caro a la hora de publicar.

2 LLUVIA DE IDEAS

Sé que te mueres por escribir, pero antes de nada, genera toda la información posible sobre tu historia para ver si se sostiene. Algunas ideas no dan nada más que para un relato. Otras dan lugar a grandes novelas, así que déjate llevar.

Puedes partir de diferentes preguntas y generar lluvias de ideas a partir de ahí: ¿quién quiere algo y por qué?, ¿quién está en contra y por qué?, ¿qué situaciones ayudarían al crecimiento del personaje?, ¿hay algún problema importante?

En todos los momentos del proceso de planificación o escritura en que tengas dudas, puedes crear lluvias de ideas para valorar todas las posibilidades. Así nunca tendrás una hoja en blanco.

3 PLANIFICA

Tal vez odies planificar una historia o tal vez te encante tener todo atado antes. Sea como sea, es bueno tener una idea previa de cómo es la historia y hacia dónde va encaminada. Así se evitan bloqueos, libros interminables, llegar a callejones sin salida, no saber cómo seguir, etc.

Si te gusta planificar al detalle, hazlo. Crea todas las partes de la historia basándote en la estructura que seguirá tu novela: de los tres actos, el viaje del héroe, la pirámide de Freytag, la lista de Snyder, etc.

Ten en cuenta que, aunque una historia esté planificada, conforme escribes se te pueden ocurrir ideas nuevas o variar esa planificación. No te preocupes por rectificar. Recuerda que tú eliges qué historia contar.

4 CREA FICHAS DE TODO

Te recomiendo que tengas fichas, una libreta o aplicaciones donde anotar datos de tu libro. Serán fundamentales para escribir la novela y no perderte, evitar incongruencias o abrumarte al tener que recordar muchos datos.

Puedes crear fichas de: personajes, mundo, objetos, escenas, escenarios, animales, plantas… De todo lo que necesites. Y mientras mejor lo tengas organizado, más fácil será para ti.

5 ELIGE EL NARRADOR, EL TONO Y EL PUNTO DE VISTA

Una vez conozcas tu historia y antes de lanzarte a escribir la novela, elige el narrador. Si será en primera o tercera persona, y en qué personajes se centrará (punto de vista). Depende de las escenas que tengas que mostrar y las limitaciones que tiene cada narrador. Por eso es bueno conocer antes de qué va tu novela. Mira este artículo para saber más.

Elige el tono en que vas a contar la historia: neutral, divertido, serio, formal, etc. Y mantenlo durante todo el libro.

6 CREA LA LÍNEA ARGUMENTAL

Una vez conozcas la historia y antes de escribir, es bueno elaborar la línea argumental por puntos, aunque sea a modo de lista. De esta forma siempre sabrás qué es lo siguiente que tienes que escribir y nunca te perderás.

Ejemplo:

1 – la chica llega a casa y descubre que un demonio ha matado a su familia

2 – el demonio secuestra a la chica

3 – la chica conoce a un joven al que también han secuestrado…

También puedes crear una raya horizontal o varias e ir añadiendo puntos con la secuencia cronológica, algo similar a los recorridos de bus o metro.

7 NO RELEAS

Una vez hayas empezado a escribir, no vuelvas a atrás. Guíate por tu escaleta o las notas, pero no releas ni revises mientras escribes. Hay escritores a los que no les afecta esto, pero los que están empezando o todavía se sienten inseguros suelen bloquearse al releer. Se debe a que el manuscrito es un borrador y tiene muchos errores, algo que suele deprimir.

Para evitarlo, siempre que vayas a escribir, o bien consulta las notas y línea argumental, o bien al final de cada sesión de escritura anota lo que vas a escribir en la sesión siguiente. Es el momento idóneo, ya que te has metido en la historia y sabes qué viene a continuación. Al día siguiente solo tendrás que leer esas notas y seguir escribiendo.

Ya tendrás tiempo de releer una vez termines la novela. Y piensa que la primera versión de tu historia siempre es un borrador que necesita muchas mejoras. Una vez escrita por completo es cuando empieza el pulido de verdad.

8 NO REVISES O BORRES

Este punto se relaciona con el anterior. No te dediques a corregir el texto que has escrito ni te detengas en mitad de la escritura porque has repetido una palabra. Ya tendrás tiempo de corregir después, cuando la historia esté acabada del todo.

Mi consejo es que lo escribas todo seguido, sin mirar atrás. Así será más creativo y la burbuja de felicidad en la que entrarás te hará disfrutar del proceso.

9 CREA EL HÁBITO DE ESCRITURA

La mejor forma de no abandonar nunca tu libro es crear el hábito de escribir. Elige un tiempo y hora del día o la semana en que podrás dedicarte a la escritura. Al principio puede que te cueste o el tiempo sea más corto, pero cada vez será más sencillo. Tendrás ganas de escribir, de que llegue ese momento.

De esta forma será mucho más difícil abandonar una novela y serás fiel a tu proceso de escritura.

10 TU MOTIVACIÓN

Si te agobias en algún momento o decides abandonar, sé consciente de por qué y para qué escribes. ¿Te hace feliz? ¿Te entretiene? ¿Quieres publicar novelas y que te lean? ¿Quieres ser famoso? ¿No puedes evitar inventar historias? ¿Te ayuda a evadirte del mundo?

Puede haber muchas razones, pero la motivación siempre nace de tus motivos. ¿Cuáles son tus motivos para escribir?

Conocerlos te ayudará a seguir al pie del cañón incluso aunque haya altibajos. Apóyate en tus motivos para nunca darte por vencido y terminar esa gran historia.

The following two tabs change content below.
Correctora, lectora profesional, filóloga, maquetadora, mentora y formadora de escritores. Además, escribo novela juvenil. Ayudo a escritores a mejorar y pulir sus textos, y a dejarlos listos para publicar. Les enseño cómo revisar sus libros y todos los secretos de la autopublicación.

Latest posts by Celia Arias (see all)