¿Consideras que ser escritor es fácil? Yo creo que, en general, no. Es un camino gratificante, pero lleno de baches y altibajos.

Por eso me decidí a crear este artículo, donde recopilo nada menos que 23 tips para escritores. Te invito a conocerlos y ponerlos en práctica para que ese camino te resulte más sencillo de recorrer.

Los consejos incluyen aspectos de diferentes procesos, desde la planificación hasta la autocorrección. Espero que te ayuden en tu escritura diaria.

1. ESCRIBE A MENUDO

Hay muchas personas que quieren escribir y nunca encuentran tiempo; se ponen excusas y al final aplazan la escritura. La única manera de encontrar tu estilo, mejorar, escribir esa novela que deseas, publicar, etc. es escribir a menudo. Si puedes, todos los días un ratito. Elige una hora que mejor vaya contigo y tus circunstancias, y sé fiel a ella. Sin excusas ni excepciones.

2. ELIMINA DISTRACCIONES

Intenta que ese momento de escritura sea para ti, sin interrupciones o distracciones como pueden ser las redes sociales o WhatsApp. Parece que no, pero detenerse a cada momento para atender otra cosa te dispersa y hace que la creatividad decaiga.

3. CREA MAPAS MENTALES

A veces, cuando tenemos una idea, no sabemos darle forma. Una buena manera de lograrlo es soltar todo lo que tenemos como una tormenta de ideas para luego elegir lo que nos venga mejor.

O bien elaborar mapas mentales para estructurar tu novela de forma visual. Mejor hazlo a mano, ya que la imaginación se potencia.

4. USA LA REGLA DE 3

Es un método que se utiliza en la escritura para diferentes aspectos. Con que una información se dé tres veces en toda la novela será suficiente para que el lector la afiance. En diálogo, cada tres frases más o menos, introduce una acotación del narrador si es una intervención extensa. Cada tres intervenciones de diálogo, dile al lector quién habla para que no se pierda, etc. Este artículo de Gabriella Literaria ampliará la información.

5. PRACTICA LA ESCRITURA CUANDO NO ESCRIBAS

Este ejercicio creativo potencia la imaginación y te ayuda a meterte en la historia, hacerla más real. Se usa escribiendo con la imaginación. Puedes desarrollar cómo será una escena que tienes pensada, igual que si vieras una película. Después puedes pasarla al papel.

Otra opción es describir lo que ves en un momento concreto, ya sea mentalmente o en voz baja: estoy delante de una ventana. La lluvia cae y salpica en los cristales. Me abstrae el sonido.

6. INTENTA NO EDITAR AL ESCRIBIR

Mientras estés escribiendo el primer borrador lo recomendable es soltarlo todo, sin importar si hay errores, si se repiten palabras o está mal escrito. Ponerse en modo revisor cuando no toca hará que te juzgues y pierdas la fluidez al escribir. Por eso, mejor suelta todo lo que tienes en la cabeza o en tu escaleta, y luego tendrás tiempo de corregir.

7. RELLENA UN DIARIO

Se dice que tener un diario ayuda a que la escritura fluya. En el libro El camino del artista, se recomienda para soltarse, dejar ahí los problemas que ocupan nuestra mente, y dedicar tu atención a escribir. Así la mente no se dispersa. Solo tres páginas y será suficiente. Y funciona, te lo digo por experiencia.

Otra idea es escribir en el diario antes de centrarse en la novela para hacer que fluya la escritura; sería como un calentamiento previo al ejercicio.

8. INSPÍRATE AL INVESTIGAR

Investigar sobre tu historia o bien inspirarte buscando imágenes en Pinterest sobre personajes o paisajes puede ayudarte a potenciar tu creatividad, a que surjan ideas. También si visitas lugares relacionados con tu historia o que te ayuden a conectar ideas. Todo esto hará que te motives.

9. ENTREVISTA SIN PARAR

Entrevistar a tus personajes puede darte pistas sobre cómo son y cómo puedes usarlos en tu historia. En la zona de recursos tienes una plantilla descargable que te ayudará.

Pero también puedes entrevistar a tu lector ideal (ponle cara y nombre) y así saber qué le gustaría encontrar en una novela, qué tipos de historias o personajes prefiere, etc. Aunque sea algo ficticio, te ayudará a hacerlo más creíble y te motivará.

10. IGNORA LA EXTENSIÓN

Pensar en cuánto ocupará el libro, si se alcanzará el número de palabras planteado, las palabras escritas cada día, etc. puede llegar a agobiarte durante el proceso de escritura del primer borrador. Escribe sin más. Ya tendrás tiempo de recortar o de añadir.

11. DEJA REPOSAR LA NOVELA

Una vez has terminado tu primer borrador, deja que la novela repose. Mínimo una o dos semanas. No la mandes a tus lectores cero y mucho menos la envíes a corregir o intentes publicarla. El primer borrador suele estar lleno de defectos que deberías pulir tras despegarte un poco de la novela. Retomarla un tiempo después hará que la veas con otros ojos y localices muchos errores.

12. CREA UNA LISTA

En el momento de autocorregir tu novela, sería interesante tener a mano una lista de los errores que cometes más a menudo o de las muletillas o expresiones que usas. También de los aspectos que vas a abordar en cada lectura: gerundios, adverbios terminados en -mente, conectores, etc. Así te organizas y te resulta más sencillo.

lista de reseñadores_opt

13. LEE EN VOZ ALTA

La última revisión de tu novela deberías hacerla en voz alta o bien con la ayuda de un programa o aplicación que lo vaya leyendo; eso sí, tendrás que evitar distraerte. Te ayudará a encontrar errores que no habías visto antes, ya que esta lectura es mucho más lenta. Cuando leemos mentalmente, sobre todo, si vamos rápido, solemos recomponer o completar las palabras aunque estén mal escritas. Y sucede más cuando conocemos muy bien la novela y la hemos leído montones de veces.

14. PARA DE CORREGIR

La corrección de un libro no puede ser eterna. En algún momento debe pararse y dar el siguiente paso de publicar. He visto a autores que no se atreven a dar el paso de publicar y se tiran años revisando, a pesar de que el libro está megacorregido. ¿Podría mejorarse? Seguro. Pero mejor hecho que perfecto. Alcanzar la perfección es imposible y todos los libros tienen alguna errata. Ser consciente de eso te libera, te hace parar.

Además, ese libro muestra cómo eres tú como escritor en este momento. Dentro de diez años, probablemente te avergüences de él, pero serás consciente de tu evolución y de que lo hiciste lo mejor que pudiste en esa etapa de tu vida.

15. SÉ PACIENTE

Un libro no se escribe en un día. Mucho menos si quieres que tenga calidad. Necesita su tiempo de planificación, de creación, de reposo, de revisión, etc. Todo ello te puede llevar meses o años, según la extensión que tenga. Cuando eres consciente de eso, te lo tomas de otro modo. Ya sabes que las prisas nunca son buenas.

Y sé paciente también con las personas que te ayudan con tu libro: lectores cero, correctores, maquetadores, etc. No lo quieras todo para ayer.

16. ENCUENTRA UN GRUPO

Aunque el trabajo de un escritor es solitario, no estés solo. Los grupos de mastermind, de lectores cero o escritores suelen aportar mucho a cualquier escritor, tanto a nivel emocional como profesional. Puedes encontrarlos online o bien donde tu vives, a través de talleres de escritura o similar. Seguro que conectas con alguien afín a ti.

17. LIDIA CON LAS OPINIONES DE OTROS

No te agobies si las opiniones o reseñas de los demás no son como esperabas. Solo valora si son constructivas y te ayudan a mejorar. Leer reseñas o comentarios te ayudan a recapacitar sobre cómo abordar ciertas escenas para libros posteriores y mejorar tu escritura. No te lo voy a negar, a veces duelen, pero si te lo tomas de esta manera la perspectiva cambia.

En caso de que sean subjetivas, si crees en ti y en tu novela, las aceptarás sin más. No puedes gustarle a todo el mundo y a todos no nos gusta lo mismo. Tenemos opiniones tan dispares que es imposible conectar con todos. Es una realidad.

18. FÓRMATE A MENUDO

Igual que cualquier otro trabajo o actividad, un escritor necesita aprender, formarse. Así estarás en constante evolución e iras mejorando. Puede ser con cursos online o presenciarles, pero también con artículos, vídeos de YouTube, manuales, etc. Cualquier actividad que te ayude a mejorar.

19. EVITA COMPARARTE

Compararse con otros autores, sobre todo si son consagrados, solo puede llevarte al bloqueo. Es evidente que no estás a su nivel, pero pensarlo y agobiarte con ello no hará que mejores. Aprende de ellos y piensa que la mayoría empezaron como tú y llegaron ato. Aceptar esta realidad evitará que sufras el síndrome del impostor o que te bloquees.

20. ESCRIBE EN LUGARES DISTINTOS

A veces, para desbloquear la creatividad, puedes intentar escribir o planificar tu historia en un sitio distinto al habitual: un parque, el tren, el autobús, el balcón de tu casa, etc. Usa también a veces el boli y el papel si siempre estás con el ordenador. Escribe alguna escena a mano. O puedes planificar a mano y escribir en pc. Las opciones son infinitas.

21. SAL DE TU ZONA DE CONFORT

Escribe sobre un tema o una historia que no hayas tratado nunca, o eso que siempre quisiste escribir y nunca te atreviste. Míralo como un reto. A veces, nos obsesionamos con ciertos temas o géneros, o no nos atrevemos a dar el paso y probar algo diferente. Salir de tu zona de confort te ayudará a tener más ideas y poner a prueba tus puntos débiles. Y de esa experiencia saldrás más fuerte.

22. ESCRIBE SOBRE LO QUE TE APASIONA

Sé feliz al escribir. Escribe sobre lo que te gusta, lo que te llena, lo que hace que en la barriga vuelen mariposas, te emociona. No tengas miedo a la hora de expresar ciertos temas o escribir algunas escenas. Libérate y escribe lo que te gusta.

23. CREE EN TI

Ante todo, cree en ti, en tu instinto, ese que te dice que vas por buen camino o que deberías desviarte. No dudes. La intuición suele ser nuestra mejor consejera y, cuando tomamos un camino diferente al que nos recomendó, solemos arrepentirnos después.

Si una escena no te convence o la ves floja, al lector también le parecerá. Si crees que una historia necesita mejorar, hazlo. Si piensas que la novela es demasiado larga, recorta o divide. Si te llama mucho contar una historia concreta, hazlo. Y montones de situaciones similares. Cree en ti.

¿Qué te han parecido estos tips para escritores? ¿Sigues alguno? ¿Me recomiendas otros? Cuéntamelo en los comentarios.


The following two tabs change content below.
Correctora, lectora profesional, filóloga, maquetadora, mentora y formadora de escritores. Además, escribo novela juvenil. Ayudo a escritores a mejorar y pulir sus textos, y a dejarlos listos para publicar. Les enseño cómo revisar sus libros y todos los secretos de la autopublicación.

Latest posts by Celia Arias (see all)